27 septiembre 2012

Después del 25-s

Hola drugos! Szervusztok! 

Pensaba escribir algo como esta página merece, con mucha retranca y pitorreo. Posiblemente algún chiste se escape, pero definitivamente esta entrada no tiene puta gracia.

El otro día hablábamos sobre el pronóstico de esta vuestra página hamija, y como buena casandra de nuestros tiempos, todo lo malo se cumplió sin que nadie quisiera creerlo, con una excepción: la masa de gente que fue al evento, y además, suponemos, lo gordos que estaban todos, dado que 6000 personas contadas una a una por nuestra brillante televisión-servicio-público-aún-no-privatizado ocupaban el mismo espacio que el "millón" de peregrinos de las jmj (debemos quizás pensar que eso es lo que pasa al oponer la espiritualidad etérea al materialismo dialéctico).

El 10 de marzo de 2004 llegué a atocha del lejano oeste, y como siempre, cogí el tren a esa puerta del infierno que es la vieja complutum (si alguien pregunta si es la ciudad universitaria, será ejecutado). A la mañana siguiente, quiso alá que una huelga universitaria adelgazara un poco el horror de unas bombas que habían puesto detrás de mi casa, y que explotaron entre la octava y décima parada desde ahí. Esa misma tarde cogí el tren 3 veces, la última para ir a una extraña manifestación en madrid, que no podían reprimir porque la había convocado el gobierno, pero donde la gente se fue encendiendo más y más según pasaban las horas. Hay pocas cosas más molestas que ver volar a tus vecinos en pedazos, y una de ellas es que hagan volar a tus vecinos en pedazos y el gobierno se ponga a decir paridas tratándote como un imbécil para que no le jodas sus elecciones. Incluso intentó amenazar a los medios extranjeros para que le siguieran el juego. Antes de que alguien pretenda poner aquí un comentario hablando de la puta mierda de la conspiración del 11m, le debo advertir que primero le amenazaré de muerte, y después borraré el comentario. O al revés.


En cualquier caso, todo esto volvía a pasar por mi cabeza ayer, al ver esta foto. 


Odio atocha con todo mi alma. Ese lugar gris, con esa estética de templo egipcio postindustrial, lleno de malos olores, gente rara, seguratas chulescos y, por supuesto, muchas cámaras de vigilancia. Pero también es un lugar por el que he pasado 1000 veces. Por eso tal vez para otros sea sólo una foto más con churretes de sangre, pero a mí me revuelve las tripas casi tanto como el 11m. Incluso más, porque 11m hay uno, pero esa imagen te grita que tu sangre será la próxima en esa losa si no aceptas la "paz social" de nuestros dictadores: la sumisión o paliza hasta la sumisión. Es una imagen de actualidad que recuerda al pasado, y una profecía que podremos descifrar sólo pasando el tiempo.

Podría enlazar vídeos, muchos vídeos. Vídeos de policías infiltrados haciéndose los anarcas de palo, vídeos de palizas policiales, vídeos de policías amenazando a periodistas con darles palizas, etc. O al menos, de gente que afirma ser policías. Pero no quiero hacerlo. Porque me hierve la sangre. Porque cuando veo esas imágenes y encima aguanto a los cerdos del gobierno hablando de "democracia" y de "intento de golpe de estado" con cara de seriedad, a mí eso del pacifismo se me pasa bien rápido. Esos seres sólo son capaces de someterse a una mínima ética por miedo, y está claro que han perdido totalmente el sano y razonable miedo a un linchamiento. Y no hablo de un "linchamiento mediático". 

También hay un vídeo de un señor que según rtve "era protegido por la policía de los radicales que querían apedrear su bar". Vivimos tiempos extraños, donde la gente se mete en los bares para apedrearlos desde dentro y los encargados salen a la puerta a interponerse entre ellos y la policía para que les protejan mejor o algo. Sarcasmo aparte, este héroe involuntario es un señor de derechas, que confiesa haber votado al pp las últimas elecciones, pero que al contrario que los fachas del gobierno y sus mamporreros mediáticos y policiales, es humano. Ayer el gobierno tenía los santos cojones de aplaudir a la policía por mantener el cerco al congreso mientras apaleaba y arrestaba a la gente. Nadie con ojos en la cara puede decir que los policías que daban las palizas no estaban totalmente entregados a un frenesí berserker. Ni una medalla, ni una mención, para un hombre que fue capaz de encararse a una jauría de mercenarios armados y proteger en su local a gente desarmada. El gesto de este hombre demuestra que si alguien es capaz de defender la barbarie, las palizas, y la imputación preventiva, no es que tenga convicciones ni ideas. Sólo que es un hijo de puta y haría más favor a la sociedad empalado en la plaza mayor. Tomen nota quienes estén a punto de decir que las palizas policiales molan porque no me las dan a mí.

Huelga decir que un mojón para las comisiones legales: si esto es la ley, ¿qué demonios hacemos fuera de la cárcel?

En otro plano de la misma historia, ayer hubo huelga general en el país vasco y navarra. En la prensa la cosa ha parecido poco importante, y como nosotros queremos ser buenos ciudadanos, no hablaremos más sobre el tema. Sólo diremos "dentro vídeo" y nos callaremos para que no nos digan que incitamos al odio como las banderas republicanas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Eres un tipo/a sin futuro ni muchas inquietudes al que sólo le divierte meterse con alguien, montar gresca y repartir hostias? ¿Te acojona sin embargo la posibilidad de que te denuncien o arresten? ¡NO BUSQUES MÁS! Los cuerpos de seguridad del estado tienen un trabajo para ti! ¡Podrás zurrarle la badana a todo quisqui sin necesidad de enseñarles tu número de placa ni tu carnet profesional con lo que tendrás total impunidad! :-D

Pero cómo... ¿Es que eres además demasiado cazurro hasta para sacarte las oposiciones que miles y miles de subnormales (y gente normal también, esperemos...) han aprobado? ¡NO PASA NADA! Hazte con un DISFRAZ de anti disturbios y pásate por la manifestación más cercana A PARTIRLE EL CRÁNEO A TODO AQUEL QUE PAREZCA DIFERENTE O TE HAGA SENTIR CONFUNDIDO, RECORDÁNDOTE LO CORTITO QUE ERES! ¡Nadie notará la diferencia!

:-@