15 abril 2012

¡Extra, extra! ¡todavía faltaban jilipollas!

N. del A.: normalmente soy amigo de la norma "no alimenten al troll", pero como confío en el respetable público de esta página, creo que siempre podemos echarnos unas risas.

Cuando creía haberlo visto todo, me llega lo siguiente:

Manifa contrasindical.

Lo último que me quedaba por ver. Porque en oz odio a loz trez, también odiamos a los sindicatos, pero claro, cuando uno ve estas cosas toca ponerse a leer, y hay una frase que ya nos saca de dudas sobre la legitimidad del asunto. Y cito, dos puntos

3. No estamos ni a favor ni en contra de la reforma laboral, dejamos que cada cual opine lo que considere oportuno. 

Seamos breves y concisos. Si dices semejante parida, o eres idiota o eres de la ceoe (idiota listillo). Dicho lo cual, concluimos: si te da igual la reforma laboral pero te parecen inadmisibles los sindicatos, entonces mereces ser empalado en público y al sol de agosto (nota: si vas a comentar hablando de que estás indignado porque es tu libre opinión bla bla bla, en oz odio a loz trez el debate es bienvenido, pero decir memeces aprendidas de carrerilla sin argumentar más allá de "puej yo conozco uno que en el trabajo no trabaja" será motivo de chanza y amenazas).

Como corolario final, antes que publicar nada aquí (do not feed the troll) quería haber amenazado al autor directamente, pero no hay ninguna posibilidad de contacto ni información sobre la autoría. ¿El pronóstico de la casa? Se juntarán 20 espabilaos en madrid y alguna otra ciudad y los medios facciosos (o sea casi todos) lo sacarán en portada. Avisados quedan. Y por supuesto, si alguien se apunta a ir a reventarla, que avise.

Continúen acumulando víveres y armas en sus sótanos.

Para ilustrar, una imagen que no tiene nada que ver con el tema, pero que alegrará los ojos y los corazones del respetable.

2 comentarios:

Altfuns dijo...

Bueno, sandeces aparte; a mí me parece impresionante el fetichismo que ha adquirido lo de las manifestaciones... La gente se ha visto la tele últimamente con la primavera árabe de turno y se cree que con salir a la calle desparecen las cosas que no le gustan a uno; así mágicamente... y así nos va.

Perri el Sucio dijo...

Creo que no tiene que ver con los árabes. Es un complejo heredado de la época del "Si ellos tienen ONU, nosotros tenemos DOS" en la plaza de oriente: con el franquismo, la manera del poder de mostrar legitimidad y apoyo popular era mediante manifestaciones. Hasta hoy arrastramos eso. Es muy raro en los países europeos ver que el gobierno convoque manifestaciones,y aquí pasa (y el partido de oposición de turno, cada 2x3), pero es sintomático de la mala calidad de nuestra democracia: esto pasa en marruecos con el rey, pero no en francia o eeuu (salvando la deshonrosa excepción de cuando la cacería de ben laden).

Todo este rollo viene a que creo que hay una clara diferencia entre las manifestaciones gubernamentales, como esta de que trata el artículo, y que sí son muy prácticas para legitimar acciones del gobierno, y las manifestaciones de protesta que, como bien dices, así por sí solas suelen ser muy estériles, pero por patalear que no quede (o eso suelo pensar cuando voy a una).