23 mayo 2011

Carta abierta a las organizaciones del 15-m

Buenas tardes.

Como imagino que están recibiendo montañas de correos estos días, intentaré ser breve.
Hablando con amigos, familiares, y no tan amigos, tenemos una inquietud común:
Si todos estábamos de acuerdo en algo, era en que el éxito de la iniciativa del 15 de mayo, que luego ha seguido en las movilizaciones de toda la semana, se debía a lo que los técnicos llaman la "transversalidad" de las reivindicaciones: pedir una regeneración democrática, una reforma electoral, y luchar contra la corrupción y por la eficaz separación de poderes. En definitiva, cosas que independientemente de su ideología, cualquier persona que no esté metida en el juego del poder actual suscribiría con gusto (otra cosa es que haya quien no se ha enterado de la necesidad de esto, pero seguro que nadie diría que es un abuso o una demanda absurda).



Y es ese espíritu, esa sencillez y universalidad de las demandas, lo que no pocos empezamos a ver peligrar. No me corresponde ahora ponerme a pontificar sobre el funcionamiento de una asamblea, y particularmente de una asamblea donde hay gente acampada en una plaza. Pero la verdad es que las propuestas que salen de tales asambleas son propuestas políticas específicas. Al margen de la utilidad que pueda tener proponer cosas sin ningún mecanismo para llevarlas a las instituciones, lo que sí tiene es un defecto serio: alienan a la gente que no las comparte.

Podrá cualquiera decir que son propuestas salidas de una asamblea abierta. Pero, incluso si se hubieran reunido todos los habitantes de cada ciudad en cada asamblea, las decisiones de una asamblea reflejan los deseos de la mayoría, y no de todos.

Y no nos basta con una mayoría, aunque fuera directa y real. Ahora más que nunca, necesitamos unirnos todos los que queremos ese cambio. Cuando tengamos un sistema democrático eficiente, entonces podremos plantear reivindicaciones políticas, debatirlas, y elegirlas de manera honesta y representativa.

¿Por qué escribir esto a su plataforma, que no es el organizador de las acampadas ni de las últimas movilizaciones? Simplemente, porque es lo más parecido a una voz que pueda llegar a toda la gente que se ha manifestado a lo largo de todos estos días (disculpen el marrón).

Y, si tal voz la tiene esta organización, ¿Qué pedirle?

Dos cosas:

-La primera, remarcar principios originales del movimiento, de demandas cívicas ideológicamente transversales, y proponer una racionalización de las manifestaciones (siguiendo, por poner un ejemplo, el sistema islandés de concentraciones semanales). Conviene recordar que no tenemos una huelga general detrás que implique estar paralizando el país, como si hubo en el caso egipcio, así que las acampadas indefinidas contribuyen más a desgastar el movimiento que a hacerlo viable. Para tener éxito, es imprescindible racionalizar los objetivos y los métodos.

-Y la segunda, quería proponer, si es que nadie lo ha hecho ya, la concreción de estas demandas cívicas en una agrupación política. Una agrupación que no plantee un programa ideológico, sino simplemente las demandas básicas de reforma electoral y de las leyes relacionadas con la actividad de los cargos electos. La razón de acudir a ustedes, una vez más, es por ser un cauce de mayor alcance: imagino que hay muchas personas dispuestas a colaborar en tal proyecto, pero es necesario algún tipo de gran altavoz para convocar a los voluntarios. En este caso, que sería con vistas a preparar una candidatura para las elecciones de dentro de un año (si no se adelantan), la horizontalidad del boca a boca, redes sociales y twitter no es suficiente, puesto que
conviene organizarnos y concretar una lista (de momento cerrada, precisamente esa es la razón).

Dicho lo cual, si existe alguna manera de ponerme en contacto con otras personas que estén dispuestas a poner en marcha una iniciativa así, se lo agradecería enormemente (dada la difusión que pueda dar a una iniciativa así esta plataforma, ahora mismo mucha en todo el ámbito nacional).
Todo esto, claro está, siempre que quieran y les parezca buena idea.

En caso contrario, por supuesto se aceptan críticas.

Perdón por el rollo.
Atentamente,
Perri Callaghan.

pd: un par de testimonios que comparten este punto de vista:

http://danix64.wordpress.com/2011/05/22/reflexion-critica-al-movimiento-acampada/
http://www.lapaginadefinitiva.com/weblogs/articulosglopez/archives/308

pd2. una copia de esta carta ha sido publicada en el blog:
http://ozodioaloztrez.blogspot.com

No hay comentarios: