29 enero 2011

Una lanza por series yonkis y compañía

Intentaré ser breve, pero ya que los órganos del zapaterismo gobernante se han puesto a airear las cuentas de resultados de páginas de cine y series como series yonkis o cinetube (sería incorrecto llamarlas de descargas, puesto que su mayor servicio es el videado onlain) con un entusiasmo que parece que se crean wikileaks con la banca suiza.

Como lo del lucro es, en efecto, algo feo tratándose de cosas que no son tuyas, que algo es compartir y otra cosa forrarse, ahí va mi testimonio, que (como decía el cantaor)

que yo no soy ministro ni juez,
que soy persona decente.

Antes que nada, una puntualización: el screener es una práctica deleznable y debería estar prohibida, aunque sólo fuera por la paupérrima calidad. Y hecha esta aclaración, al grano.

Se lo digo claramente a quien quiera: si no fuera por cinetube y series yonkis, habría habido al menos una masacre con escopetas en la universidad de West Virginia. La última vez que compré un dvd original, resultó que no traía subtítulos en español, a pesar de lo que anunciaba, así que no puedo verla con mi familia. Además, resulta que es "zona1", con lo que tengo que ripearla si quiero verla en europa. Esta gracia, además, me costó tiempo y dinero. Y si alguien me dice que por qué la compré en yankilandia, la respuesta es obvia: en españa está descatalogada. Nunca se ha publicado en dvd.

Estos mismos señores que eligen no publicar una película que figura en toda historia del cine moderna que se precie, luego vienen lloriqueando de que haya otros que eligen ponerlo todo al alcance de todos, y de paso se lleven un pellizco en publicidad. Ellos que pueden elegir hacer un negocio similar o 1000 veces mejor, porque tienen los medios, pero eligieron no elegir la vida.

Ahora vivo en un país donde no funciona el spotify (en eeuu tampoco), los vídeos de sony están mayormente censurados en you tube, aunque al menos los dvds son de la misma "zona" que mi país. Al parecer, a las alternativas "legales" les encanta poner pegas, poner barreras. Todo esto es desarrollar un montón de putadas artificiales, que les cuesta mucho hacer, pero su compromiso con joder al personal es inquebrantable.

Ahora, yo voy a cinetube, por ejemplo, y aunque su catálogo no es total, no es por mala idea de los maestros de la página, sino porque no han echado mano (o no está publicado en digital) a la peli en cuestión. Algunas las puedo descargar, otras sólo ver. Pero elija lo que elija, puedo hacerlo sin importar mi país, mi lengua natal, mi raza, la marca de mi ordenador o mi navegador. Las páginas de cine dan un servicio, y lo dan eficientemente. Y en el caso de las series no hablemos. Por dios, ¿un estuche con 4 discos para una temporada? ¿Está rodada en cinemascope o algo?

Y basta ya con la patraña del todo gratis. Mucha gente paga suscripciones a megavideo. Todos pagan conexiones a internet que cobran mucho más de su potencia real. Así que si las distribuidoras no hacen un negocio similar y mucho mejor, es porque no les sale de los santos cojones. Y si te dicen que lo van a hacer, empiezan a limitarte y a darte por culo, "no, esto con zonas, no sea que luego se lo prestes a alguien de otro país", "no, esto pa que no se pueda copiar, y si tienes un disco duro nuevo te jodes", "no, esto se puede ver pero sólo en la moraleja".

Así que, mi opinión como persona que viaja, pero que tiene interés 0 en ver pelis en húngaro, es que el compartir archivos en internet es lo mejor que le ha podido pasar a la cinefilia jamás, y a la cultura en general en estos tiempos de analfabetismos. Y para quien vive lejos de casa, en esta época de mercados globales para borregos regionales, un medio básico para mantener la cordura.

Y hay que asumir que eso es así, y no va a retroceder por más que los mismos idiotas de siempre, los que van de "liberales" con los impuestos pero no con la policía, pretendan dar marcha atrás. Y la historia no se para, y a lo mejor hay que asumir que ciertos negocios, o incluso ciertos géneros artísticos, deben cambiar o desaparecer. Además, qué leches, si no quieren la pasta del canon, que la devuelvan.

1 comentario:

Iseo dijo...

No te olvides de ese "avance" jurídico político que se han sacado de la manga, para intentar atajar esta cuestión, la PRESUNCION DE CULPABILIDAD, si comprar un CD por lo pronto te cobran un extra pues seguro que haces copias ilegales, y si abres una página para compartir cualquier cosa (aun si tener ningún tipo de publicidad de la que poder sacar algún tipo de lucro), se te considerará culpable hasta que demuestres lo contrario, una forma curiosa de invertir la carga de la prueba. Pronto te cobraran un canon para ejercer alguna de las garantías de los derechos humanos.
Yo en realidad estoy a favor del colapso de los mercados y el fin de la cultura hasta que el universo se repliegue sobre sí mismo, pero si ha de suceder esto que no sea a través de políticos que no saben ni por donde les sopla el viento, en fin esto no hubiera pasado si en tiempos del vinilo hubiéramos quemado toda la industria de las cintas de radio cassette, y es que claro de aquellos barros vienen estos lodos, jodido progreso…