02 diciembre 2010

Szervusz!

Recuerdo, siendo mozo, a nuestro vecino, Frasco, que un día salía al ascensor a la vez que nosotros. A la que se iba, gritaba adentro de la casa:

-Y si te crees que la dictadura se acabó en el 75, estás muy equivocada, ¡la dictadura empieza ahora!

El buen hombre, que sólo hablaba de que había que hacer los deberes para poder salir a la calle, no habría podido ser adivino más preciso. Se me apareció este recuerdo ayer cuando me saludaban en el instituto:

Szervusz!: "¡Siervo!"


En húngaro es forma de saludar que empieza a pasarse de moda, la gente joven no la usa. El significado creo que es evidente para cualquiera que haya olido algo de latín a una distancia media, pero os lo traduzco, ya que pienso que es el mejor momento para introducir esta expresión en el español.

Dejémonos de llamar "tío" entre nosotros, y que los ladrones y traidores políticos dejen de vendernos su "ciudadanos". Vivimos semanas de grandes revelaciones (es lo que tienen los acontecimientos planetarios):

No es la última cena. Pero pronto puede que privaticen la tuya.

Primero le hemos visto la cara al auténtico gobierno de españa, ayudándonos a decidirnos a arrimar el hombro entre todos, para que los más sacrificados de la crisis puedan salir adelante, con un poco de esfuerzo de los aprovechados que hemos hecho el agosto en los años de abundancia. No es que no supiéramos hace años quién manda, pero siempre la cosa cambia cuando dan la cara a la luz del día y con los escudos y símbolos correspondientes.

Al par de días, van los terroristas de wikileaks y sueltan una reata brutal de papeles clasificados de la diplomacia yanki. Por supuesto, abundan los piriodistas que se han lanzado a hablar de lo que se lleva: quiénes son majetes, quienes mujeriegos, quién se viste de mujer en la intimidad y quién lo hace también en público para simular sensibilidad e intuición. En el caso de españa, curiosamente, no se habla de "corrupción", porque corrupción se llama cuando es la de los demás. En nuestro caso, hemos podido disfrutar del elegante espectáculo de cómo nuestras autoridades se pelean por ver quién lame más la bota del imperio. El tipo de cosas que en un país independiente se llaman traición. Concretamente, cuando hablamos de las autoridades de la nación, alta traición. Para nuestros amos, sin embargo, eso es un gesto de amistad y "democracia" de puta madre. Conviene aquí recordar que zp es quien nos ha traído al departamento de seguridad nacional a nuestros aeropuertos. La guardia imperial, para evitar que los nativos nos volvamos listillos.

Una vez más salen muchos que dicen "bua, como si necesitáramos documentos para saberlo". Pero son los mismos que pedían pruebas cuando señalábamos lo evidente. Para evidencia, las reacciones del imperio para solucionar el problema. El problema no es la tortura, el soborno, el chantaje, la corrupción, el imperialismo. El problema es que alguien se haya ido de la lengua. Y de regalo, medidas democráticas: censura, persecución y fatwa contra los herejes.

Roma no paga a traidores. Roma no es eeuu ni sus colonias.

Creíamos haber dejado claro en los 2 posts anteriores que todo el mundo es feliz hoy en día, coñe.

En conclusión, va siendo hora de que dejemos las fantasías. Todas esas mierdas que nos han vendido y nos venden, que suelen venir envueltas en banderitas de barras y estrellas porque en el país del que vienen las pelis funcionan de puta madre. Asumámoslo. Aquí mandan los de siempre. Ya no es paranoia o radicalismo. Es lo evidente. Así que mejor dejemos la masturbación de "el menos malo de todos los sistemas". Eso lo dijo un noble que encima era primer ministro. Por supuesto que para él era de puta madre. Pregunten a cualquiera de nuestros grandes empresarios.

Y no lo pido por favor, para que no os creáis que sois alguien, siervos. Que enseguida se os sube a la cabeza y queréis vivir por encima de vuestras posibilidades. A partir de ahora podéis asumir que si tenéis cualquier cosa, es porque a alguien hay que seguir vendiéndole mierda.

No hay comentarios: