11 octubre 2009

No es la explicación más precisa, pero hace gracia

La realidad, como siempre, supera a la ficción. La cosa es que el mundo real me tiene demasiado ocupado últimamente como para dedicar atención a estos pagos. Pero no me olvido, que conste.

No hay comentarios: