12 abril 2009

El caballero oscuro

El otro día por fin conseguí echar mano onlain de la última de Batman (jódete ministra). Supongo que es normal que cuando todo el mundo te habla muy bien de algo las expectativas sean excesivas. Sin embargo, y resumiendo, la película me pareció bastante tontuna. Malos muy malos, batman muy tontorrón, todos bastante anormales en general. Y el tipo este que se chutó hasta reventar lo borda, pero su personaje es una basura. Al principio mola cuando hace el truco del lápiz y eso, pero luego se limita a hacer el canelo por la pantalla. Por supuesto, el referente es jodido: El puto Joker de Jack Nicolson, que no sólo es un psicópata haciendo de psicópata, sino que es un personaje colorista y bien paseado por la pantalla, además de, sobre todo, divertido. Así que bueno, el mito no era para tanto (ojo frikis del mundo, no digo que el colega lo haga mal, sólo que es un personaje que no hace gran cosa en la pantalla, tol día dando el coñazo con las heridas de la cara. Pesao)

Pero la razón de traer aquí el tema del amigo murciélago no es hablar de mal cine, ya que entonces no habría sólo una actualización al mes aquí. Es más bien por la idea en sí de "caballero oscuro". Que es una manera bonita de llamar a los justicieros (vigilantes que los llaman aquí) que tanto se llevaban en la época de Reagan. Y es que el tal Batman, aparte de ser una nenaza, es un tipo bastante faccioso. Va por ahí haciendo lo que le da la gana, y nos prueba en la película cómo la justicia no sirve para nada. Los problemas se resuelven a ostias, carajo. Además, es un rico de mierda. Sí señores, un puto ricacho. No tiene especial mérito hablar de que Gotham está hecha un asco cuando tú tienes tu mayordomo modosito que te limpia todo a tu paso. Fue un estudiante mío el que dijo en clase, en una actividad, que "el superpoder de Batman es el dinero". Y santa razón que tiene.

Entonces, pensemos, ¿a la gente de Gotham le va bien? Pues según se ve, no es que la mayoría anden para tirar cohetes. De hecho su vida es bastante grimosa. Y, ¿quién tiene la pasta en este pueblo, entonces? Pues según esta última película, el dinero se lo reparten entre la mafia italiana que lo tiene en los bancos, y Batman que tiene su superempresa, que según parece, por más que nos vendiera la moto de "mi padre quería mejorar la ciudad", es una industria armamentística, y además bastante dada a la especulación y montones de tipos con traje y gomina haciendo el patán.

Luego tenemos a los malos: en este caso, nuestro colega el joker. Pues no hay que ir a Salamanca para darse cuenta de que el chaval, aparte de ser bastante listo, pues está traumatizado por una infancia difícil. De hecho, dado cómo hablaba su padre, es un jodido milagro que él haya logrado tanta labia (me imagino ese "por qué tan serio" con acento moldavo a lo Vladimir). Y, ¿qué coño pinta un moldavo en esa mierda de villorrio? Pues seguramente, y aquí me muevo en el terreno de lo muy probable, o era un exmilitar a sueldo de los italianos, o era un inmigrante que trabajaba para el papá de batman, haciendo un trabajo por la mitad de su valor para así poder hundir a la clase obrera local. Claro, luego nos quejamos de que el chaval es problemático, que si el fracaso escolar, que si se maquilla y se viste de morado... En fin, el acabose.

Así está el patio pues: no tenemos un supervillano podrido de pasta que quiere dominar el mundo, sino simplemente un tipo que vive aún traumatizado por su infancia, lo que no impide que sea muy bueno en lo que hace, superando sus problemas físicos con mucho buen ánimo además. En principio es un tipo que se dedica a robar a los mafiosos, así que en cierta forma es un superhéroe. Y mientras, nuestra reina del antifaz y la pechera bruñida, pues entre comprarse un hotel de 5cinco5 estrellas y hacer sudokus en las juntas de accionistas, se dedica a pegar palizas un rato, sintiéndose bien limpiando algo de la mierda que su empresa planta en la ciudad, tal cual como el que tiene una ong.

Si de verdad quiere ayudar a alguien, haber dado un trabajo digno al papá del joker, para que no anduviera siempre tirando a los palomos. Y además le hubiera salido más barato que toda la pasta gansa que se gasta en sus modelitos... Y sí, el joker se carga a la chica, que es mu wenina, pero toda la demás gente que mata el buen hombre se lo tiene más que merecido.

En fin, no se crean nada de lo que vean en las películas. Lo próximo será una sobre obreros que no pueden prosperar en su vida porque despedirlos es muy caro... y nos lo creeremos.