17 enero 2009

...y tú... ¿cuándo te vas?

Cuando me fui de Españaña, allá por el verano, estaba aún fresca una campaña de publicidad del gobierno (a todos los gobiernos ahora les encanta la publicidad) que se llamaba "con la inmigración ganamos todos", que se dedicaba a explicarnos lo bueno que era tener inmigrantes porque nos lo solucionaban todo. Ya a alguien se le ocurrió entonces que tan bueno no sería tener esclavos para todo en el país, porque el día que a esa millonada de gente que cotiza sueldos de miseria hubiera que darles una pensión para jubilarse, la seguridad social fliparía en colores (bueno, siempre se pueden traer 150 millones más de inmigrantes para compensar, pensarían los genios de la hacienda pública). La respuesta oficial ya la sabemos: "la gente que dice eso es intolerante, es racista y no es nada multicultural, y bastante tonta". Por si alguien tiene dudas, en el PP a todo el mundo le pareció genial la campaña, que a ellos lo de la chacha ecuatoriana que cobra en negro también les tira un rato largo.

El caso es que ahora, cuando vuelvo a casa, me encuentro en los trenes con unos carteles grandes que ponen "si estás pensando en volver..." traducidos a algo en cirílico (imagino que será búlgaro, porque los inmigrantes rusos son los del chalet y el bmw500) y a árabe. Básicamente, por lo que sé, que ZP y compañía te pagan un pico por que te vayas ahora a tu país. Con la inmigración ya no ganamos todos, o al menos no los que tenemos que ganar, así que largo. Los anuncios estos no los he visto en la tele ni en la radio, pero en el tren están por todas partes. Está claro que lo que se quiere es que los vean los inmigrantes y no la gente de bien que no va en el transporte para inmigrantes, digo... público. En fin, está claro que nuestros gobernantes son mazo de tolerantes cuando las Koplowitz y ellos necesitan criados, pero cuando se termina la fiesta todos a la puta calle.

Lo mejor de todo es que nadie ha dicho ni mu con todo esto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

mu