06 noviembre 2008

ISO mini world cup: TONGO

Si hay un deporte que se pueda considerar universal, en otro tiempo habría sido sin dudarlo el tiro con arco, pero hoy en día, época de decadencia general, es el fútbol. Como quizás alguien no ha entendido esta frase tan compleja, lo repito: el fútbol es el deporte más popular en el mundo hoy.

Sin embargo, aquí en los Iuesei, para variar, no se enteran. Aquí los amigos llaman "football" a un deporte que se juega ¡con las manos! y de más que dudosa heterosexualidad:

-Los jugadores llevan pantalones piratas y camisetas, todo ajustado y de lycra.
-Debajo de esos sugerentes ropajes llevan ¡hombreras! y otros accesorios para exagerar musculitos.
-Las jugadas consisten en un montón de reinonas de estas sudorosas y abrazadas.
-La misión de los defensores es precisamente someter al que va corriendo con el balón tirándolo al suelo e inmovilizándolo (paso previo a la violación).
-Los jugadores lesionados son sacados del campo en un cochecito de golf con camilla. ¿Se puede ser más diva?
-Hemos oído hablar de fútbol femenino e incluso de rugby femenino, pero ¿de fútbol americano femenino? Efectivamente, como decían los anuncios de jesús vázquez "entre nosotros, usa el preservativo". Y hay muchos "nosotros" en un equipo de "football".

En cambio, el buen fútbol, el que aquí llaman "soccer" (no sea que alguien lo asocie al pie), es otra historia.
Tras esta imagen para sacudirnos las ondas guei, podemos decir que sí, el fútbol de toda la vida es un deporte mucho más serio. Si no fijense en el señor del segundo plano, que no está, como se esperaría de un americano, gritando guarradas, sino dando órdenes de cómo tienen que estamparle sus chicas los autógrafos del pie a las rivales.

Posiblemente inspirados por imágenes como esta que nos ocupa, numerosos equipos asiáticos se apuntaron a la I ISO mini world cup. Nuestro equipo, el "Ítalo Latino". Ya en el nombre podemos ver la grandeza de ánimo de los españoles, que siendo tantos como nuestros primos del otro lado del charco, no nos importó vivir y trabajar en el anonimato. En cualquier caso, el nombre debió funcionar, porque "China B" se negó a jugar contra nosotros en la primera ronda. En efecto, los chinos hicieron "China A" y "China B" en un arranque de poesía y originalidad buen exponente de su cultura. Así que nuestro primer rival fue Corea del Sur.

Corea del Sur... Qué decir de Corea del Sur... Que nos ganaron en el mundial de 2002 haciendo marrullas infames. Y que había una coreana con una capa con la bandera de su país que no paraba de chillar y saltar. Igual que sus paisanos cuando les dábamos patadas. Su participación fue por tanto corta, pero ruidosa y, ahora que no nos leen, un tanto lamentable para tantos laureles que les echó la FIFA.

Tras Corea, le tocó el turno a Kuwait. El papel de Kuwait, que venía avalado por el público y la crítica, fue contradictorio: unos moros mu grandes corriendo a por notrosos, hasta que vimos que eran más o menos pacíficos (comparao con lo que parecía) y empezaron a recibir. 3-0 y a su hogar del desierto a cascarla. Al final se intentaron defender con algún ataque de tacos (estos cabrones tenían tacos, asquerosos millonarios) pero ya era tarde, y Alá ya había sellado su destino.

Y entonces llegaron las semifinales... con 6 equipos. La organización es pa echarle de comer aparte. Así que jugamos triangular contra Suramérica y Japón. Triple empate a 0. ¿La solución? Repetir los partidos. Con dos cojones. El resto es historia: cambiaron el partido de fecha en el último momento, y los Italo-Latinos, sin los españoles (que nos íbamos a la ópera como gente de calidad) ni el suizo, sucumbieron frente a los goles con la mano de nuestros amigos del Imperio del Sol Naciente. Sí, con la mano y anulando los goles de nuestro glorioso equipo, que se hundió como la flota española en la bahía de Santiago. Por suerte, esta vez fue sin españoles a bordo.

Ya hemos comentado algo de la organización del torneo, pero para no hacer sangre, lo dejaremos en la descripción del campo: una cosa como 2 campos de fútbol sala juntos por el lado, con 7 jugadores, y con porterías de fútbol playa que se caían al meter gol. Y es que en este país los deportes serios no se respetan...

5 comentarios:

Despotrikator dijo...

Si alquien se preguntan ande andarán los locomía sus abanicos y sus hombreritas, yo os lo diré. Uno anda en la carcel de la Pútrida (esto no es coña) donde se saca unos cuartos currando de chapero, Los demás, a juzgar por lo que cuenta Perri desde el otro lado del charco, deben de estar por la liga americana de football

Javier Campillo dijo...

Que duro, irse a los LLIUESEI a jugar al futbito, y además en plan cutre...

Iseo dijo...

futbol alfonso? que te esta ocurriendo amigo? futbol? joder joder lo que me quedaba por ver

Perri el Sucio dijo...

Fútbol camarada. También toco flamenco y ahora tengo un torito con la bandera d españa puesto encima de la tele. Cada día que paso aquí soy más genuinamente español.

Anónimo dijo...

Si... El efecto "espaniolito en el extranjero" o "virus de esto en Espania no pasa" empieza a pasarte factura...

Acabarás por aniorar a todas esas mujerucas que rondaban la secretaría del conser de Badajoz y que aparentemente solo servían para dar aún más trabajo al pobre Tomás... Espero que ande mejor de lo suyo, por cierto...

Un abrazo!