17 junio 2008

Sinn Fein, que quiere decir "Nosotros solos".

Como ya todo el mundo sabe, el jueves los irlandeses se convirtieron en el único país de Europa que ha sometido a consulta popular el famoso "Tratado de Lisboa", refrito con un título mucho más discreto que el de "Tratado Constitucional Europeo", que fue ya rechazado en su momento por franceses y holandeses.

Como también todo el mundo sabe, también son el único país que ha dicho "NO" al tal tratado, y desde entonces estamos viendo reacciones de todo tipo dirigidas por un lado a insultar y por otro a ningunear a los irlandeses, mezclado todo con discretas amenazas sobre las "consecuencias" para ellos de esta desobediencia.

A continuación, y como homenaje a Despotricator, Montero Mayor de caza de falacias del Reyno, una pequeña exposición de las falacias vistas desde entonces. Echarán de menos los tacos y los chascarrillos, porque esto lo he mandado también a la Estrella Digital, y ya se sabe que los diarios serios se hacen para gente que quiere ser tomada por mucho más adulta y seria de lo que merecen. Así pues, discurso sin adornar:


Hay entre los argumentos vistos estos días unas pocas de falacias que conviene denunciar:

Daría risa si no fuera porque es algo muy serio, que ahora los grandes prohombres de Europa digan, entre otras perlas, que no puede cambiarse de dirección porque lo diga el 1% de los europeos. Al fin y al cabo, ese 1% es mucho más que los que en los demás países lo han ratificado escondiéndolo de los ciudadanos. Dicho de otra manera, el 53% de todos los europeos que ha votado ha dicho no al tratado.

Los primeros titulares y reacciones fueron muy claros: "Irlanda dice no a Europa". Y corriendo acusaban, y por todos lados han brotado los aldeanos con palos y antorchas jaleando, a los irlandeses de egoístas detestables que se han desarrollado enormemente gracias a pertenecer a la UE y ahora le cierran las puertas. Es el viejo tema de que "quien insulta a Pujol insulta a Cataluña". O sea, que si las autoridades comunitarias nos venden cualquier basura, tenemos que ser antieuropeos para no comprarla. A lo mejor resulta, precisamente, que a la mayoría de europeos nos preocupa enormemente la deriva que está tomando la UE, y no porque no queramos Europa, sino porque queremos que se haga para bien y no para dar problemas a todos.

En cuanto a las razones del no, el presidente del propio PE se ha apresurado a decir algo resumible en "es que el populacho se pronuncia sobre política cuando no tiene ni idea". Por un lado, es cierto que muchos han votado en contra independientemente del contenido, sólo porque opinan preferible salvaguardar su autonomía como nación. Una opinión que yo no comparto, pero que creo que debería ser respetada, y no puesta en ridículo. Por otro lado, en las encuestas previas eran muchos los irlandeses que daban razones para estar en contra que, a pesar de cómo se nos quiere vender, sí tienen mucho que ver con el contenido: la Unión se está convirtiendo en una máquina antidemocrática (como se ha puesto dramáticamente de relieve esta semana), y las competencias que asumirá con esta "cosa" vaciarán enormemente de contenido los parlamentos nacionales, ya que tanto en materia económica como de política exterior estarán fuertemente atados a una Unión Europea practicamente blindada por la dificultad que este Tratado, al igual que la "constitución" de Giscard, ofrece para poderse modificar en un futuro y corregir cualquier cosa.

Como en el rechazo del anterior texto por Francia y Holanda, han sido muchos quienes han hablado de "falta de pedagogía". Dicho en plata, que no se ha adiestrado bien al populacho. Llama la atención la ausencia total de autocrítica, no pensando ni por un momento que algo se ha hecho mal y debe corregirse, sino que la culpa es del pueblo que no tiene ni idea y encima le dejan opinar. Porque la verdad, a mí un señor me dice que "La semana laboral de 65 horas es un paso adelante para los trabajadores", me viene después y me dice "vota que sí al Tratado de Lisboa que nos conviene mucho" y yo, qué quieren que le haga, incluso sin leer una frase de él ya tengo razones fundadas para desconfiar enormemente. La lectura, por otro lado, no ayuda mucho a cambiar de opinión.

Y por último, cabe reseñar el notable respeto por las normas que tienen todos aquellos que primero acuerdan que el Tratado debía aprobarse y ratificarse por unanimidad, pero que al surgir este inconveniente (o incidente, o cualquier otro eufemismo que se ha usado en lugar de la palabra "negativa") han corrido a decir que no es para tanto, y que Irlanda o se arrepiente y corre a someterse, o se la marginará.

Con tales mimbres, realmente aparece como siniestra una situación en la que semejantes instituciones, que están haciendo una demostración ejemplar de desprecio al pueblo, hablen de "defender los intereses y valores europeos". Los intereses, cada vez parece más claro que son los de las empresas y no los de los ciudadanos, y los valores, deben ser los de arrogarse la superioridad moral de ir por el mundo amonestando a quien cae mal por "no respetar los derechos humanos y la democracia", mientras ellos mismos dan un ejemplo vergonzoso a los ojos de la historia.

2 comentarios:

Despotrikator dijo...

Se trata en fin de un proceso que lleva ya años en marcha no sólo en Europa caracterizado por un traspaso paulatino de decisiones de los ciudadanos a tecnócratas supuestamente apolíticos. Para ello también se trata de cambiar el significado de la propia palabra "ciudadano": los irlandeses son "peores" ciudadanos por no dejarse colar este nuevo tratado que los tecnócratas (que son los que saben lo que nos conviene)han elaborado con tanto cariño para nosotros. "Todas las decisiones están en manos de los mandos. Este es hoy el punto esencial". Esta frase lo refleja con meridiana claridad, solo que no se pronunciado esta semana... Pertenece a un discurso de Stalin en 1935.

PD Enhorabuena por el artículo, es cojonudo y gracias por el homenaje.

Anónimo dijo...

El mundo no jiede...TÚ eres el que jiede.

(Firmado el mismo onubense que te quiere partir los dientes ;)

Saludos