25 mayo 2008

Eurovisión 2008

Camaradas, el Pacto de Varsovia funcionó anoche como un mecanismo de relojería, permitiendo que el representante de la Madre Patria ganara el concurso de Eurovisión, metiendo además más trozos de la URSS ahí arriba (Ucrania y Armenia, mayormente). Para celebrarlo, este año habrá gas para todos ellos.


Siguiendo con el mismo tema de la entrada anterior, hoy veremos cómo también algo tan decadente como Eurovisión, ha profundizado en su propia decadencia para llegar hasta los extremos de hoy. Aquí tenemos a Dschinghis Khan (pronúnciese "Chinjis Kan" para evitar el cachondeo de los alemanes), representando a Alemania en 1979, en Israel. ¿Notan algo raro en el vídeo? Si la respuesta es no, vean el comienzo otra vez antes de seguir leyendo, y aprovecho la pausa para poner el enlace a otro vídeo, esta vez montado con el sonido del disco y unos efectos visuales bastante terribles:


Vídeo Hortera de Dshinghis Khan.


Y sí, son los mismos de Moskau, por si alguien lo dudaba aún.


Bueno, pues aquí está la respuesta:


Chan Chan!


Efectivamente, en lugar de llevar un patinador marica o una bailarina tontona, aquí el que se presenta es un director de orquesta... para dirigir la orquesta del festival. Después de ver esto, da bastante pena ver los tristes playbacks musicales de anoche (muchos grupos sacaban en escena un violín o unas guitarras o algo así para hacer bulto), en lo que por mucho que a los koreanos les pueda dar envidia, fue el puto FESTIVAL EUROPEO DE KARAOKE. Resulta bastante vergonzoso ese espectáculo de cantar con una muzikita pregrabada, aparte de ser todo lo contrario de la música. Pero ya se sabe, en nuestra sociedad se valora más no hacer cosas.

Y ese es el verdadero valor del Chiki Chiki. En una ceremonia llena de payasos pretenciosos (donde efectivamente los rusos se llevaron la palma, cantando en inglés para más inri), el amigo chikilicuatre tuvo los santos cojones de salir al escenario con su puta guitarra de juguete, y empezar con unas notas de ella, sin molestarse siquiera en hacer como que la tocaba. Toda una declaración de intenciones que convierten el número de nuestro país en uno de los más dignos que se vieron ahí. Además, nuestro representante cambió articulaciones sobre el escenario, improvisó algunos fraseos (no es que tuviera mucha melodía con la que jugar), y eso hace que, en definitiva, diera una pequeña gran demostración de lo que es un directo, frente a las instrucciones aprendidas de memoria y la estandarización industrial que presentaban muchos concursantes, con sus putos gorgoritos de gospel (el día que ellos y los concursantes de OT descubran que no son negros tendremos un disgusto) y su ceñirse a los guiones dados "no sea que esto sea como el Singstar y me quiten puntos por no ir con la pantalla".

(Aquí el vídeo de la actuación de Chikilicuatre)

Sobre el concurso en sí no merece la pena decir mucho. Total, todos hemos ido muchas veces al karaoke. Sólo reseñar que fue una pena el puesto de inglaterra, que llevaba una canción bastante chula (y con muchas más posibilidades de éxito en el mundo real que la mayoría), y como nota curiosa, la canción que llevaba Finlandia, que comienza con una cita de la de Dshchinghis Khan, lo que después se confirma porque ambas letras van de lo mismo.

Por cierto, lo del diseño escandinavo, se nota que si no lo fabrican los pakistaníes nada, porque Suecia, Islandia, y el que le hizo el vestido a la de Noruega, joder que puto mal gusto. Esa gente deben ser fan de camela en secreto, pero a machete. Y la de Suecia parecía un puto travelo. Debe ser de tanto feminismo machuno que se tiran.

Y me toca los cojones que el juego de caderas puntúe. Hurra para las rellenitas de noruega y portugal (la de islandia no que me cayó mal), y que les den por culo a las que salieron allí a dar tres gorgoritos y menear el culo delante de la audiencia. Quizás eso está bien para molar con los mafiosos en un night club de Yerevan, pero no es cantar. Cuando hagan un festival europeo de barra americana, seré su puto fan a muerte, pero un golpe de caderas no compensa desafinar. Ni de blas. Y va especialmente por las zorras estúpidas que representaron a Alemania (o tempora, o mores!), que joder, estaban casi medio tono por encima del karaoke. Si yo fuera alemán empezaría a recoger firmas para echarlas del país, descuartizarlas públicamente, llevarlas "a las duchas" o algo. Las otras serían zorras, pero al menos se defendían cantando.

No es que esté contra las mujeres, pero es que si hablo de las putas mariconas de Rusia o Azerbayán el ministerio de igualdad me va a mirar mal.

2 comentarios:

Despotrikator dijo...

Yo el festival no lo pude ver porque tenía trabajo. Pero cuando llegué a casa después del concierto y de un par de cervezas a eso de las 12.40AM puse la tele. Había un debate formado sobre lo de Eurovisión. En esto que dieron paso a una conexión telefónica con Malena Gracia (la guarrilla de lujo esa que cantaba con la Yola Berrocal).La tía estaba indignadísima porque no la habían tenido en cuenta a la hora de elegir representante español. Que habían puesto al mamarracho del Chiki chiki habiendo gente como ella con "una carrera musical" (palabras textuales) a sus espaldas que había realizado "un gran esfuerzo" para llegar donde estaba y que nadie sabe lo duro que son "las clases de canto"... Sólo puedo decir que celebraré con júbilo y con un brindis su muerte por sobredosis como lo hice cuando cascó Carmina Ordoñez

Perri el Sucio dijo...

¿Te imaginas que mandamos a malena gracia a eurovisión?
jiajsiajsijasiajsai