20 abril 2008

Terrorismo popular: putos coches

El hombre medio de este país, y de muchos países más, quiere a su coche punto más o menos que a su pene. La mayoría lo usa más que el pene, y lo cuida y lo conoce mejor. Las mujeres también suelen preferir su coche a su pene y el trozo de carne que lo rodea, conocido como hombre, o como caja del consolador, según el caso.

El tal coche, sin embargo, ¿es nuestro amigo o nuestro enemigo? ¿Qué nos ha dado realmente el automóvil, aparte de menos almorranas? Alguien dirá que con él se puede viajar lejos. Sí y no. Para un trabajador, realmente, no se compensa el coste de mantener un carro con el ahorro en viajes comparado con el ferrocarril.
-Pero tío, si tú sabes que el coche es lo mejor para moverte por una ciudad (como Badahó por ejemplo) para ir de compras o de dominguetti. No seas hipócrita, que bien que cuentas siempre con gente motorizada.
Efectivamente, hoy por hoy no pretendo ser "el hombre desmotorizado". Nuestras ciudades están basadas en el hecho de que funcionan a base de coches a manta. Si no contara para nada con el carro, simplemente no podría ir a muchos sitios, de la misma manera que alguien en mi situación, hoy, sin móvil, lo tiene crudo para tener trabajo, clases particulares, e incluso para quedar con los amigos (ya que hoy todo el mundo llama a última hora para cambiar las citas). Pero analizando el tema,

¿tenemos coches porque son necesarios para nuestra vida, o es nuestra vida la que se organiza partiendo de que es necesario que tengamos coche?

¿Creen ustedes que una gran empresa podría permitirse tener la sede en un puto descampado en una carretera de no ser porque cuentan conque la mayor parte del personal dispone de vehículo? En los países en los que hay una mínima tradición industrial, en el siglo XIX el empresario que ponía su fábrica en un terreno fuera de la ciudad se molestaba en poner unas casuchas al lado para que vivieran los trabajadores. Lo que hoy en día se llama "movilidad del trbajador" es un fraude con mayúsculas (un FRAUDE, pues): le añades a tu puta jornada laboral hasta 3 horas largas al día que pierdes tirando tu vida hacinado en un tren lleno de gentuza maloliente o en un puto autobús de mierda que pasa cuando quiere. O, mejor aún, disfrutando de un atasco de cojones con todos tus amigos (nadie) mientras tu sueldo se va por el tubo de escape.

Además, los coches son costosos, hacen que se llene el planeta de puto asfalto de mierda, huelen mal, contaminan, y sobre todo, son peligrosos. En serio. ¿Para qué carajo está prohibido llevar una hoja toledana por la calle si cualquier paleto puede llevar por ahí una máquina de una tonelada a la velocidad suficiente para tirar una casa? Manejamos sin prestar mucha atención aparatos que tienen una potencia destructiva terrible. Los paletos (inclúyanse aquí el 95% de tuneros, y en general más de por lo menos dos tercios de los conductores) van en coche como el que va encima de un flotador por un tobogán del aquapark, y no tienen ni puta idea de que en realidad hay más personas en el mundo, y algunas de ellas incluso van por la misma calle. Este solipismo trascendental que absorbe a nuestros queridos inútiles, hacen que sean una amenaza para la vida.

Y basta de divagaciones de mierda, al grano.

Vuestros coches están en peligro. Ya hay antecedentes.

En la noble villa de T... en 2006, ya hubo víctimas de la furia. Pensáis que la sociedad mola como es porque tenéis un coche, pero no tenéis un coche, sino que aún no os lo han destruido.

Desde 2001 y hasta 2007 ha habido en distintas ciudades y con distintas huellas, persecuciones, acrobacias, carreras, fiestas, saltando por encima de vuestras máquinas. Es la revolución contra las máquinas. Si creyéramos en las banderas, las clavaríamos en lo más alto de sus putos techos.

Y en 2008, finalmente, la acción directa. Estoy hasta los cojones de que los PUTOS PALETOS se pasen el semáforo de Atilano casado, así que la semana pasada, por fin, me harté. Les haces cortes de manga y pasan, les gritas y pasan. Bien, pues a este le di una patada que le descolgué medio guardabarros. Y me cago en la puta, sólo me arrepiento de NO HABERLO HECHO ANTES, y DE NO USAR UN PALO O ALGO DIVERTIDO. Por desgracia no suelo llevar palanqueta a clase. En cualquier caso, ya sabéis que lo peor que puede pasar cuando haces algo nuevo y liberador, es que salga bien, porque ahora no veo el momento de abollarle la cacerola al próximo paleto que se ponga a tiro.

Mi única pena es que a veces pasan demasiado rápido para poder darles.

pd.

En su momento ya tuve que escuchar discursos moralistas sobre que si "es que eso es una cosa mu mala de gente mu cabestra, porque no tiene una finalidad". Si tiene una finalidad. LA CALLE ES MÍA, y TU PUTO COCHE ME MOLESTA.
-Claro, eso lo dices porque tú no tienes coche.
No te preocupes, que yo no voy por la calle amenazando a la gente como con una puta apisonadora, guardo el carro en un garaje porque una vez más, LA CALLE ES MÍA, y además lo saco sólo cuando tengo qué, no me limito a jugar al sillón-ball sobre ruedas. Hijos de puta míos, si no fuerais tan nefastos para la sociedad no habría que tomar estas medidas drásticas. Y sí, hay una finalidad: destruir. Si la autodestrucción es buena, destruir cosas que sólo quieren esclavizarnos, ¿no es de puta madre? Lo importante es que no seáis como los moros de París, y no vayáis sólo a por el coche del obrero. Entrad en un parkin público y bailad sobre un bmw 500. Es el mejor tablao que existe.

Así que desde aquí hago un llamamiento a que os alcéis contra los "carros del diablo" (Los Visitantes dixerunt), y por supuesto, a que apaleéis un coche que veáis que se salta las señales (las señales útiles, un badén de mierda en medio de la calzada debería ser quemado y luego expuesto a las puertas de la ciudad), porque a bordo va un paleto de mierda que no debería tener coche. Es la manera rápida de hacer el Club de la Lucha. Tócale a alguien el coche y será como si le hubieras estrujado la polla. Basta del puto culto a las cosas. ¡Antes que un Ferrari, una motosierra!


El fin se acerca. Y ya dijo Maquiavelo que la guerra sólo puede posponerse para provecho del enemigo. ¿Prefieres ser víctima o vergugo?

13 abril 2008

El odio ha vuelto

Sí señores, se acabó lo que se daba. Lo he intentado, he hecho lo posible por llevar una existencia ocupada, sencilla, por idiotizarme lo más posible, y lo he intentado borracho y sobrio. Pero sois vosotros, todos vosotros humanos necios, también los que no leéis esto (especialmente los que no leéis esto).

Yo lo puse todo de mi parte, dejé que la ira volviera sobre sus pasos y toda esa mierda, pero vosotros, cabrones, estáis realmente empeñados en conocer el odio. Siempre que hablo de a quién hay que quemarle la casa, el coche o el negocio, o a quién hay que darle una paliza, procuro que la rabia salga con las palabras y se quede en eso, en cosas bonitas de la imaginación. Pero parece que seguís empeñados en que me haga responsable de mis palabras.

Ya basta. Un fin de semana mierdoso comiendo zurullos en un bolo infame (hamburguesas de serrín), aguantando malas caras y palabras desagradables a la espalda, y ahora vuelvo para encontrarme que en mi ausencia, ZP ha decidido premiar a su amigo el fracasado de Madrid con un ministerio y colocar a un montón de retrasados, patanes y buenos para nada para gobernar el país. Supongo que así él se sentirá más inteligente en el Consejo de Ministros. Es de puta madre. Y ahora tenemos un Ministerio de Igualdad. Al menos espero que este ministerio le corte las piernas a todos los que sean más altos que yo, Y que iguale mi sueldo con el de cualquier parásito nacional, como un "empresario con una brillante carrera y ahora en crisis" (un puto mafioso especulador) o un "renovador de nuestro país" (un cacique a medio camino entre la subnormalidad y la corrupción). Me temo que el ministerio ese se dedicará a doblar las entradas del diccionario y más cosas de "hablar con la a", que es la mayor aspiración que parece tener hoy en día el feminismo. Supongo que por eso siguien con lo de la "violencia de género", o sea, la guerra por la emancipación del género, imagino. Ya saben, las palabras con a contra las palabras con o.

Y en el plano internacional, aún más fiesta. Ahora esa pandilla de gilipollas dignos de unas pocas de bombas (no quería decir eso, no me malinterprete nadie, me refería a que condecoraré con una cruz de hierro a quién les ponga una bomba y acierte) que son el Parlamento Europedo y demás mierdas comunitarias han decidido que el boicot a los Juegos Olímpicos es guay y es progre. Así que Israel puede jugar en la Copa de Europa entre invasión y genocidio, y China resulta que no tienen bastantes Mac Donald´s. Pues me tocáis los cojones. A ver si reventáis. Todos. Los putos ingleses aumentan los días que te pueden detener por la puta cara, y vienen hablando de los derechos humanos de una teocracia feudal como la del puto Tíbet. Pues si tan bien os cae el jipi del Dalai Lama ponedle un palacio en Escocia y que monte allí su chiringuito. Todo es una pataleta patética de unos gordos sudorosos a los que les jode que el país que hace las Olimpiadas sea el mismo que les vende hasta los gaymbos que llevan puestos. "¿Qué hacemos con los chinos? Se creen que son una potencia" "Bah, nunca serán tan viejunos cuerpoestuferos papadas-de-pavo sudorosos con tradiciones estúpidas como la verdura insípida o el queso de postre." "Todavía tenemos más lamas que ellos". Putos patanes de mierda, que dais pena y asco. Me toca los cojones que tengáis las pelotas de llegar ahora y decir que "nosotros los europeos". Vuestra puta madre. España es África. Dejadnos en paz con nuestros caciques, nuestras pateras y nuestro subdesarrollo. Así al menos China invertirá aquí. Os podéis meter por el ojal vuestra "civilización liberal de puta madre" con cámaras de vigilancia hasta en el váter. Me suda la moral vuestra ridiculez de llamar "peculiaridad cultural" al paletismo y la decadencia, y cómo lo convertís en nuestra seña de identidad.

¿Queréis saber cuál es mi identidad, lo que me distingue? Que si un día encuentro vuestra puta tumba escupiré encima, y si tengo tiempo y aburrimiento haré lo posible por poder cagarme en vuestra calavera. Desrgraciados. El día que me diagnostiquen un cáncer ya podéis prepararos para verme correr en una fragoneta llena de explosivos a por vosotros. Ojalá que vuestras hijas se prostituyan en vuestra puta calle mientras dan tumbos hasta arriba de Crack.

Os odio.