27 agosto 2007

Fin de agosto, Alcalá, ferias, Dexter y la letra g

Cosas de la perra vida, aunque todavía haya alguien que piensa que el destino no existe y que la ley de Murphy es un chiste, lo cierto es que los acontecimientos en la vida tienden, como los latin kings, a agruparse. Tras un verano de aupa, recorriendo miles de kilómetros, llego a casa, para entrar de nuevo poco a poco en la rutina, y resulta sin embargo que aún no se ha terminado nada.

De hecho, la aventura seguro no ha hecho más que empezar. Este curso promete ser la madre de todos los desmadres. Y si no tiempo al tiempo.

Entre tanto, un año más hemos sobrevivido a la feria, interesantísimo evento, que es como una pequeña exposición universal aquí en el villorrio. Lo primero que aprendemos es cómo sobrevivir en países como Georgia o Colombia. Este año además, para redondear, los rumanos han realizado una demostración impresionante, sustituyendo nuestras anticuadas reyertas a navajazos por pistolas como dios manda, todo muy corrupción en Miami. También hubo, como siempre una exposición multicultural, que es lo que llamamos los tenderetes de la feria. No faltó, al más puro uso troglodita, la feria de ganado de ambos sexos buscando aparearse (empezando por dejar poca tela que quitar, y seguido de los rituales típicos de cualquier documental de naturaleza). Y para colmo, una exhibición de la caseta de la Brigada Paracaidista, que quedaron como cascos azules, a medio camino entre la Falange y los comunistas (este año hubo tangana). Con todo esto, el "cojón de acero" (una atracción espantosa) y rebujitos aguaos, ha pasado la feria, por una vez con menos pena que gloria.

Y Dexter? ¿Qué decir de Dexter? Por fin El Grande, El Misericordioso, El Todopoderoso, y en una palabra, el Único, Alá, nos ha dado una serie que corrige los graves problemas mentales de Death Note. Es Dexter. No voy en esta entrada a contar mucho sobre la serie, salvo que quiero ser como él, y que os la bajéis, leñe, que mola mucho.

¿La letra g? Saltó un día del teclado porque sí, la volví a poner en su sitio, pero ahora funciona regular, así que muchas veces tengo que aporrear bien la tecla para que furrule, y a veces se niea, como ahí.

Y pronto, mucho más.

1 comentario:

Marcos dijo...

Me tienes que decir qué te pareció el final de Dexter. Te animaste a verlo supongo como los hombres de verdad, o te rajaste como quien ya sabes? XD