25 mayo 2007

Votad, malditos, votad

El domingo se celebran, finalmente, las elecciones locales, y en gran parte de España también autonómicas. Me temo que donde pone "domingo" bien podemos poner "hoy", pero he tenido mucho que estudiar como para continuar esa frase inicial. Seremos breves pues.

Dicen todas las encuestas que la Espe no sólo ganará las elecciones, sino que además mejorará los resultados que consiguió tamayazo mediante. Esta frase, en apariencia tan sencilla, me impactó tanto que desde que la oí no he podido dejar de pensar en ella, he pasado por todas las fases, incredulidad (contrastarlo en todos los medios), rabia, impotencia, resignación... Sin embargo, no he llegado a la aceptación, no me da la gana aceptarlo leñe.

La conclusión a la que he llegado puede sonar dura, pero es la única posible: si bien hace cuatro años valían excusas como la ignorancia de nuestros buenos y simples conciudadanos, hoy sólo un ciego o un sordo (más bien las dos cosas a la vez) puede no darse cuenta de que esta "mujer" es, junto a Lluis Companys, Juan March, W. Churchill, Míchel y algunos privilegiados más, una de las peores amenazas para España en su historia reciente. En cuatro años de gobierno, vamos a enumerar algunos de los greatest hits del Espe way of life:

-El tan cacareado rollo de las listas de espera de 30 días: la receta de Espe era en efecto milagrosa: las listas bajaron a 30 días de manera milagrosa. El secreto? Muy sencillo, había una lista de espera de varios meses para entrar en la "lista de espera oficial y molona de 30 días".

- Mejora de los espacios verdes en la Comunidad: en efecto, el paraje desolador y terrorífico que presentaban amplias zonas de la región está en proceso de recuperarse, por el medio de convertirlas en hermosos y fértiles campos de golf (fértiles para algunos bolsillos mayormente), y repoblando con grúas de obra y vallas de color verde.

- Revitalización de la economía regional, mediante el método que proponía el marqués de Sade (ay Espe, qué cositas me lees!): "Se supone que mi cargo exige hacer felices a los franceses, pero como es imposible hacer a todo el mundo feliz, pues elijo hacer feliz a una parte: a mis amigos gastándome el erario público en fiestones". Pero ella lo ha hecho a su estilo: contratas para hacer túneles, muchos túneles, contratas para urbanizar lo que rodea cada agujero a ese túnel, contratas para subcontratar todos los servicios públicos. Espe ha conseguido repartir el dinero de todos entre una cantidad de gente realmente envidiable. Normal que así no llegue a fin de mes.

- Promoción de los minusválidos mentales, demostrando con su ejemplo que para estar en política no hace falta ni siquiera astucia. Basta con la suficiente mala baba para que los hilillos de la misma que unen tu boca al babero parezcan una maniobra llena de ambición a la corte de fenómenos de circo que te rodea. ¡Si Espe puede, todos podemos!

- Reconversión del metro en un espacio de convivencia: porque era tan frío! los pobres se metían ahí, iban a los sitios, salían. Casi como si fueran en un coche oficial más o menos petao, oiga. Ahora, sin embargo, el metro es algo más. Porque los pobres ahora se meten ahí, y pueden conocer a sus maravillosos vecinos. Ya no hay prisas, ya no hay esa agitación. Ahora cualquier vagón puede convertirse en un Gran Hermano a pequeña escala. ¿No es maravilloso? Con razón el metro de Madrid es ahora uno de los mejores del mundo. Supongo que lo es atendiendo a criterios como número de obras absurdas para cambiar el color de las paredes, goteras y paradinhas de los trenes a horas de lo más simpáticas. Eso sí, si alguien no está contento, que quede claro que la culpa es de los empleados del metro, que son unos rojazos masones antiespañoles que lo sabotean todo.

- No sabemos si ha convertido el Metro de Madrid en uno de los mejores del mundo, pero lo que sí sabemos es que lo pone en todas partes: ha conseguido un rendimiento increíble de su gestión, ya que por cada cosa que ha hecho, ha puesto miles de carteles y anuncios diciendo lo que mola MAdrid con ella. La publicidad institucional se ha convertido en un gran motor de la economía. Sí, eso que consiste en que tú pagas impuestos para que el gobernante se los gaste en decirte con un megáfono lo bien que gobierna. El ciclo económico más perfecto posible: si el metro se avería, por ejemplo, te quedas sentado viendo como nadie lo arregla, pero tienes delante un cartel donde te dice: "Metro de Madrid, vuela". Siempre que volar sea lo que hacen los pájaros disecados...

Por cierto, otro día hablaré del nuevo plano del metro.


Por todo esto, he decidido que, si habiendo todas estas pruebas evidentes de retraso mental, la mayoría de los madrileños adultos vuelve mañana a elegir a Espe como su presidenta, declararé a la mayoría de los madrileños adultos mis enemigos, lo cual estadísticamente me autoriza moralmente para montar un grupo dedicado a:

a) destruir la comunidad de madrid, como entidad perteneciente al Eje del Mal, sean cual ese eje. Por tanto, toda propiedad institucional de la Comunidad, así como los bienes privados de "la mayoría de los madrileños" se considerarán objetivos militares. Sin embargo no os preocupéis aquellos de corazón y papeleta electoral pura, porque al igual que en el año 36 hicieran los fachosos, se intentará reducir los daños colaterales sólo a los sospechosos de ser "el enemigo".
b) aterrorizar a la estúpida y genuflexa población de la región, para
c) tomar el poder mediante un golpe de estado y prohibir para siempre a toda esa gentuza arrogarse el derecho a decidir sobre mi futuro. Si son subnormales y quieren ser gobernados por subnormales, guay, pero me toca las pelotas que yo tenga que apechugar con su mierda de decisión. Si tenemos que hundirnos en la miseria, al menos lo haremos con estilo, gastándonos los presupuestos en instalar gas de la risa en los aires acondicionados y en repoblar los montes con plantas carnívoras.

Así pues, podéis considerar esto un manifiesto. Si la espe gana las elecciones, nuestra primera acción (aunque esté hablando en plural mayestático) será dejar nuestra huella en los vehículos contaminante-burgueses de un número de ciudadanos al azar. Ya sabéis. Si veis sombras negras corriendo sobre los coches, es que ya ha comenzado...

Primer candidato para el himno del Partido Nacionalista Alcalaíno:

Muse, Knights of Cydonia
:

"Knights Of Cydonia"

Come ride with me
Through the veins of history
I'll show you how god
Falls asleep on the job

And how can we win
When fools can be kings
Don't waste your time
Or time will waste you

No one's gonna take me alive
The time has come to make things right
You and I must fight for our rights
You and I must fight to survive (tris)


Actualización: escuchándola varias veces, me he dado cuenta de que esta canción es una adaptación de una canción popular rusa, de las que yo escuchaba pequeñito en las cintas de los coros del ejército rojo. Supongo que por eso le han puesto una letra así, y que por eso mismo a mí se me ha pegado tan rápido: también yo de pequeño hice una letra en español para esta canción (por fortuna hoy totalmente desaparecida y olvidada para siempre)

1 comentario:

NeZzA dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

No tengo nada más que añadir al respecto... Eso sí, reír, me he reído un rato (por no llorar claro -ya con los resultados en mano-...).

Ale, que le sea leve el lunes...