25 diciembre 2007

Papá, ¿qué hiciste en Huelva?

...perder neuronas como (casi) nunca. Pero sin embargo, de todo eso saqué una enseñanza moral. Igual que Mariano:


Costó, pero al final conseguimos encontrar un refugio ideal: el nunca bastante alabado VASERKESI.Y es que, con garitos como ese, cualquiera se va con mariano de botellón.


Y sirva este previo electoral como calentamiento para una de las historias más terribles jamás contadas.


(gracias a Mariano, y al rajoy-o-matic por su imprescindible apoyo. Ande va a parar el powerpoint habiendo esto. Y gracias a Despotrikator por enseñar el invento).

21 diciembre 2007

Con diez canones por banda...

Hoy ha aprobado nuestro Congreso de los "di putadas" el famoso Canon Digital, también conocido como la Tasa Bisbal. Gracias a ella, ahora cualquier cosa que pueda grabar datos pagará un pico a la SGAE. Así, por ejemplo, el disco duro de mi ordenador, pagará un pico a Bisbal porque no quiero comprar sus discos, mi teléfono móvil a Alejandro Sanz porque no quiero bajarme sus politonos.

Lo mejor de todo es que realmente ellos se llevan sólo hasta un 15% del canon. El resto para las compañías (paga a sony por usar cds sony) y para la propia SGAE, que para no tener ánimo de lucro se lucra mucho sin querer. Bien, de puta madre. Esto es lo que el gobierno entiende por apoyar a la cultura y ser de izquierdas. BIEN, DE PUTA MADRE.

Además, como las sociedades estas reparten beneficios según proporción de ventas, el canon servirá no para, como dicen ellos, ayudar a que los artistas vivan de su trabajo, sino simplemente para enriquecer a una banda de parásitos que pretenden vivir sin trabajar. OTRA DE LAS ESTÚPIDAS FALACIAS DE LOS AMIGOS DEL CUENTO. Hemos tenido que aguantar todo tipo de sandeces de estos mafiosos: se hacen las víctimas, hablan de lo difícil que es para un músico vivir de su trabajo (hijos de puta, pero porque vosotros no les dais un chavo), te vienen diciendo que es su derecho, pero los muy mamadores siguen el ejemplo de Miguel Bosé, que, decidme, mangurrianes, ¿cuándo hizo su última canción?

Por cierto que, curiosamente, el senado ha tenido cojones que el congreso ni de blas. Y desde aquí anuncio, desde ya, las consecuencias:

-Ni un voto para el PSOE. Yo ya lo tenía claro, pero ahora me reafirmo, y además hago proselitismo.

-Ni un voto para IU. Un partido que se supone que tiene que ser comunista, y lo que hace es expulsar a comunistas y apoyar este impuesto revolucionario, debería desaparecer de una vez.

-Ni un voto para CIU y ERC, aunque eso no es ninguna novedad: son partidos que viven del cuento y de vender motos al personal. También deberían desaparecer.

El PP, por otro lado, ha tenido los cojones de apoyar la resistencia. Posiblemente, dados los pobres argumentos que están dando, es una cuestión de venganza contra unos colectivos que les han hecho mucho la guerra precisamente para conseguir estos favores de ZP, pero en todo caso, y por una vez, los enemigos de mis enemigos son mis amigos.

Y es que cuando a alguien le cuentan que hay un ente privado que cobra un impuesto, uno sólo puede pensar en un antecedente: la MAFIA. ¿La mafia es de izquierdas?¿Aunque seamos fans de El Padrino, podemos pensar que la mafia es arte? No. Ni de coña. En Italia hay jueces que hicieron la guerra contra la mafia. En España no ha habido nadie que pase de una pequeña resistencia (que ya tiene mérito). Desde aquí, quiero decir que las asociaciones estas son unas HERMANDADES DE PIRATAS, ME TOCAN LOS COJONES, y que AHORA ME COMPRARÉ LOS DISCOS DUROS Y LOS MÓVILES EN ALEMANIA Y ME TOCARÉIS LA POLLA, BANDA DE EUNUCOS AVAROS.

¿La solución? Si se quiere cobrar un canon, que de entrada tendría que ser bastante menor del que se quiere cobrar, debería ser el estado el que gestionara tal cosa. Como sucede con el resto de impuestos, no? Y a los que han estado extorsionando, porque eso es lo que hacen, a la gente, pues lo que se hace con cualquier extorsionador, echarlo a la cárcel a que le pongan el culo alegre.

En fin, veis qué contento me tienen. Los odio y sinceramente, deseo que sufran una muerte lenta y horrible como pago por sus crímenes.

02 diciembre 2007

La máquina de hamburguesas: Ciudad Real

La vida del mercenario es dura. Sin embargo, a veces, en medio de una razzia para algún señor bandolero, uno se encuentra con gente que hace más ameno el camino. Es el caso de la Orquesta Filarmónica de La Mancha. Resulta curioso que un sitio como Ciudad Real tenga 3 orquestas, todas boleras, y, como es el caso de estas, muy concebidas como contubernio de amigotes. Posiblemente, esta sea la receta para que una orquesta bolística pueda durar y prosperar, pero aun así, todavía sorprende.

Que quede claro, hasta aquí, lo bonito. Sin embargo,

Podrían cambiar todo el viento metal por un par de cañones de montaña y una ametralladora, y sería más fácil hacer un piano.
(yo, en un momento de desesperación al ver al cantante intentando oírse).

10 noviembre 2007

Juáncar y Hugo

La fecha arriba puesta es cuando empecé a redactar la entrada. Ha llovido... (literalmente). Y ahora lo veo de otra manera.

El título original iba a ser

Me he vuelto monárquico

pero poco a poco mi entusiasmo ha ido bajando un tanto. Sin embargo, rescato esto de la redacción original:

¿Quién lo iba a decir? Después de despotricar de nuestra monarquía una, y otra, y otra vez, ahora voy y me paso al enemigo.

Pero lo cierto es que Juancar ayer se salió. En la línea del Torrente más puro y duro, zanjó la "discusión" entre Chávez y Zapatero (xq Zp nunca discute, sólo aún no se está entendiendo) con la que posiblemente debería ser la letra del himno nacional:

¿Por qué no te callas? (cántese con la música de "Que viva España", de Manolo Escobar)


Así que en un principio quería hacer un alegato de por qué el hamijo Juáncar es un puto crack (nunca mejor dicho) y debería haber un par como él en cada canal de televisión. 4 en Playboy tv.

Sin embargo, vista la subnormalidad generalizada que ha suscitado después, como pasa siempre que un subnormal comenta algo, como pasa siempre que se emite televisión y se editan periódicos en este país, habrá que comentar la anécdota en clave de "esto es lo que de verdad está pasando":

-Juáncar dijo lo que dijo porque 1º es hamijo de ZP, 2º Chávez se puso a interrumpir a Zp haciéndose el chulito, 3º Juáncar no está acostumbrado a que nadie interrumpa a nadie delante de él, y por eso se fue poniendo rojo hasta convertirse en La Masa coloradeta y borbónica que todos vimos en la tele.

-Sin embargo, esa banda de impresentables que es la derechaza de nuestro país se dedica a decir moneces sobre que si hay que ver lo desgraciaos que son los hamijos sudacas de Zp, que si es que la culpa es suya por no hacer más golpes de estado en Venezuela, y que todos nuestros diplomáticos deberían coger las palabras de juáncar como manera de saludar. Especialmente a los rojos. Lo cierto sim ebargo es que Aznar, que será un faccioso pero no es tonto, ha sido el único que ha tenido la media vista de darse cuenta de que Zp tuvo esa estúpida discusión por pretender defender el empresariado y el gobierno español, y se apresuró a darle las gracias por su apoyo desinteresado desde el punto de vista del partidismo.

-Hay que decir que Zapatero fue bastante imprudente al atreverse a defender el antiguo gobierno, que realmente SÍ apoyó el golpe de estado, y sobre todo fue enormemente ANORMAL al defender a "nuestros empresarios", ya que sinceramente, si ellos ahora mismo se arruinaran y terminaran pidiendo en una esquina no creo que mi vida fuera a empeorar precisamente, y así al menos dejarían de darme el coñazo con "lo rico que es ahora nuestro país" sólo porque esa banda de caciques están expoliando a cualquiera que pillen a mano hablando en español. Sólo la empresa pública hace rica a la Res Pública, por más que esto moleste a Adam Smith y sus amigos. Por tanto, cerapio patatero para Zp por defender a semejantes crápulas en una ocasión así, y desde aquí espero que sean todos expulsados de Hispanoamérica con cajas destempladas, ya que en España algo así es impensable.

-Pero todo esto no da derecho a NADIE a ponerse a interrumpir a otro en plan Crónicas Marcianas, haciéndose el chulito como un puto lating king delante de sus coleguillas cortaos que quiere ser el más duro del puto barrio porque ¡ey! es tan guay que puede vacilar al chico blanco. Y ahí es donde Juáncar acierta de lleno, dando una lección de humildad a nuestro amago de gobernantes "electos", demostrando cómo hay que tratar a los latin king. Sólo le faltó decir, ¿Por qué no te callas y te peinas, JACOBO? (el "jacobo" es muy importante para increpar a la banda contraria en el mundo de los canis) Y es que a Juáncar y a mí nos toca mucho los cojones que uno, por mucha razón que pueda tener en el fondo, se crea que una reunión de jefes de estado es un programa de cotilleo.

-Y claro, la derechaza continúa diciendo que esto demuestra que Chávez es lo peor, que es tonto, que para gonernar no debe bastar tener 18 tacos y nacionalidad venezolana, que es demasiado poco blanco, y que se mete con "nuestras industrias" (se debe referir a que son de gente de "buena familia", como decía Fraga, la mayoría), y que encima se atreve a decir que la pobreza del pueblo no es la riqueza de la nación. Por tanto, el rey ha mandado un mensaje de firmeza, etc etc etc. Para colmo, el eslogan real lo asume rápido la "oposición venezolana", es decir, los pijos perjudicados por el chavismo (véanse los complementos de Dolce & Gavanna o Armani entre las manifestantes) que dieron un golpe de estado en 2002, pero eso sí, todo muy democrático, por que son demócratas de toda la vida. Malos amigos los que le salen a Juáncar a cada paso. Encima el hombre no registró en la SGAE su frase, con lo que nos podría haber ahorrado en presupuesto de la Casa Real para el año que viene.

-Y entonces "la izquierda" (ja) y los "hintelectuales" (ja, ja), para contrariar, salen diciendo que si el rey tiene maneras poco democráticas, que es autoritario, que es colonial, que tiene que respetar... Sí los cojones, aquí viene ahora la gente a creerse que todo es el Aquí Hay Tomate y que hay derecho a interrumpir intervenciones. Pues precisamente porque no es electo puede decir lo que dijo, porque no tiene que parecer un tipo abierto para que le sigan votando. Y si pareció un gesto colonial, pues será porque los de las colonias se portan como monos, y eso no se lo enseñamos nosotros. Y si tanto se pican, por algo será, que quieren un Juáncar como el nuestro, para que sus países destaquen como la Madre Patria... en consumo de coca.

02 noviembre 2007

Calendario revolucionario 2.0

Definitivamente, nuestro calendario apesta. Ah! me llega el hedor de su putridez hasta aquí. De todas las cosas estúpidas que hemos heredado de nuestros antepasados, sin duda nuestra manera de medir el tiempo es una de las más cachondas, sólo comparable a tradiciones como tirar una cabra de un campanario o movernos como anormales al compás de algún ritmo como ritual de cortejo.

Así pues, siguiendo el ejemplo de los revolucionarios franceses de 1789, quiero hacer una propuesta para una nueva manera de medir el tiempo, más acorde con nuestra forma de vida y nuestro mundo.

El día de 24 horas es un atraso completo. Estoy harto de tener que ir corriendo a los sitios, hacer ¡ejercicio! y vigilar mucho lo que tomo por las noches para poder dormir. Al mismo tiempo, tampoco las 16 horas q teóricamente uno está despierto dan para todo lo que hay que hacer. De manera que:

Cuando yo gobierne los días empezarán a tener 30 horas. Por supuesto, para evitar que la historiografía futura tenga serios problemas, ese día comenzará una nueva era, que llamaremos con cualquier nombre estúpido y sonoro que avergüence a las naciones que, sometidas, no tendrán más remedio que emplear nuestro calendario.

Una opción b sería hacer el día de 60 horas, y que incluyera cada uno dos jornadas, esto sería maravilloso, ya que seguiría la proporción de segundos, minutos y horas.

A su vez, el año tendría 292 días de 30 horas (146 de 60), que daría para 9 meses de 30 y uno de 22 (23 cada bisiesto) al año (de 15 y 11 en el sistema de 60 horas). En total, 10 meses, cuyos nombres aún están por decidir. Había otra idea que era hacer un año cronológico que no correspondiera al solar, como nuestros meses no corresponden a ciclos lunares, pero daría ciertos problemas difíciles de resolver respecto a festividades y demás.

La otra cuestión aún abierta es si el año revolucionario debería empezar por el sistema romano (1 de enero), por el revolucionario francés (equinoccio de otoño, o una fecha convencional que le corresponda, como el 22 de septiembre), o alguna otra fecha a elegir, como puede ser la del día que comience mi Imperio o alguna efeméride parecida.

Y tú me preguntas,
¿para qué carajo un día de 30 horas?
dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.

Pues bien, el día de 30 horas, también llamado día bohemio, es un sistema por el que te dará tiempo a hacer muchas más cosas, podrás evitar el insomnio acostándote bien agotado cada día, y lo mejor de todo, sólo uno de cada 4 días (cada 5 de nuestro actual horario) te acostarías a la noche y te despertarías por la mañana. La impresión general sería la de un enorme caos, donde las mismas cosas las harías a horas naturales diferentes cada vez. Unos días comerías a mediodía, otros al anochecer, otros a medianoche casi y otros de madrugada. Y por fin, estaría justificado el fin último de la existencia española, dormir a horas tan deliciosas como la tarde, el crepúsculo, las 8 de la mañana de nuestro cutrecalendario. Sólo imaginad la de cosas increíbles que veríais antes de que el desajuste horario creara una epidemia de trastornos mentales que terminaría reduciendo la población activa a la nueva aristocracia.

¿Y ustedes qué opinan de todo esto?

17 octubre 2007

День нашей нации (Nuestro día nacional)

Con ocasión el otro día del Pilar, y de paso, del Día de la Hispanidad (conocido en otros tiempos como Día de la Raza, lo que sonaba mucho más a jamón y menos a Enrique Iglesias), en nuestro país se ha planteado un debate de lo más cómico.

Por un lado, ese gran Don Pimpón mediático que es Rajoy, apareció en un vídeo bastante ridículo animando a la gente "a celebrar el día con algún gesto". Supongo que se referiría a llenar los bares a mediodía para arrasar con vino, cerveza y vermouth mientras se escupen huesos de aceituna. Porque aparte de eso y especular con el suelo, ahora mismo hay pocas cosas más que tengamos en común todos en este país.

El caso es que si Rajoy quería apropiarse de la fiesta, lo consiguió. Los días siguientes, cientos de opiniones "de izquierda" salieron por todas partes hablando de lo absurdo que es celebrar un día nacional. Que es cutre y pobre. Vi argumentos como que "la celebración de ser español, o hispano en general, implica que los pueblos que no lo son deben chincharse porque no tienen esa fortuna", o "ser español no es algo que me haya costado ningún trabajo, por lo que es estúpido estar orgulloso de ello. Sí sería razón de orgullo el hecho de que he aprendido a tocar algo la guitarra o a manejar tal o cual código". Y cito sólo los más currados.

Pero no estoy en absoluto de acuerdo. En primer lugar, yo no soy como decía ayer Carod-Rovira "nacionalista español, que son los más peligrosos". Simplemente da la casualidad que soy de aquí. Y aunque todos veréis que echo pestes de todo lo que no me gusta de mi país como el que más (y no son pocas cosas), no tengo ningún trauma especial que me haga renegar de mi país, no tengo el complejo de inferioridad que tiene aquí mucho hintelectual, que les hace decir que todo sabe mejor hecho fuera de España, y sencillamente creo que es un país más de los más de 150 que hay en el mundo.

Y citando otra vez al amigo José Luis (sí, José Luis, y no Josep Lluís, porque así te pondría tu familia que es aragonesa, y porque por más que os empeñéis no hacéis hiato entre la u y la i), a mí no me molesta lo más mínimo que cualquier europeo o hispanoamericano o de donde sea no tenga el menor interés en España. A veces no puedes importarle a todo el mundo, y a veces ni siquiera a la persona que queremos importar. Qué le vamos a hacer, el amor es así.

Partiendo de esta base, tengo que decir que yo no celebré nada especial ese día. Ni estuve en el desfile, ni hice ninguna fiesta en particular. Pero sí me parece que celebrar el descubrimiento de América, por mucho que chinche a la hagiografía británica y francesa, es una celebración bonita, y que resume bien la esencia de lo que ha llegado a hacer que más de 200 millones de personas en medio mundo tengamos tanto en común por diferentes que seamos. Es mucho más humano celebrar eso (por mucho que implique muchas injusticias, muchos crímenes, muchas guerras y abusos, que al fin y al cabo son también cosas humanas), que celebrar que colgaron a un tipo que decía ser el dios del amor de un madero, y aún más friki, que resucitó un par de días después, o un montón de fiestas más que en el mejor de los casos son aleatorias. Si alguien libre de jerseis con las mangas colgando sobre el pecho quiere celebrar este evento, y lo hace con ilusión, me parece estupendo.

Al fin y al cabo, si yo celebrara, como decía uno, las cosas que me han costado un trabajo, como haber aprendido algo de música (por cierto, eso es el 22 de noviembre o algo así), pues posiblemente sería un pedante. La gracia no es celebrar cómo molas, sino hacer un día de fiesta para celebrar que, a pesar de todo, y de la inutilidad y la corrupción y la borreguería y el Aquí hay Tomate, sientes algo por todas las personas que compartimos un origen común, ya que al fin y al cabo, y aunque te caigan mal, son tus compañeros. Y eso no es algo tan faccioso. Al fin y al cabo, lo que celebras es esa leyenda del escudo que dice "Plus Ultra", y que es lo único de él que es moderno, y no un resto de sectarismo medieval. Ese espíritu merecería una celebración mucho más ilusionada y apoteósica que el 14 de julio de Francia, que celebra un motín para arrasar una prisión, o el 4 de julio de EEUU, que conmemora unos tipos con mallas escribiendo que ya no eran ingleses. El 12 de octubre de 1492, unos tipos ex-presidiarios y aventureros, dirigidos por un timador genovés, descubrieron la mitad del planeta que nos faltaba. Y cambiaron la historia para siempre.

Resulta irónico que sólo celebren ahora el día del Pilar aquellos que creen a pies juntillas en el "Non plus Ultra". No era ese su sentido. Cuando alguien, mucho antes de Franco, habló de celebrar el "Día de la Raza", se refería a la raza, al carácter, al valor, de los descubridores. No a la de los tipos morenos con bigote franquista que cantan un himno alemán que traducido dice "Cara al sol...". Esos no han descubierto nada ni lo harán nunca. Pero esa es la "raza" que unos celebran y otros niegan, porque en el fondo siguen traumatizados por ese concepto.

Pues vale, aquí nadie es español. Todos vinimos en platillos volantes. De planetas diferentes. ¿Así me queda más progre?

08 octubre 2007

Tu pelo te distingue

Uno oye tanto ciertas cosas, que termina por ignorarlas completamente. Pero hay otras a las que es incapaz de acostumbrarse.

Una característica muy propia del capitalismo es la de pretender que toda actividad humana debe reportar un beneficio económico, y a ser posible para los mismos de siempre: si pones un disco, paga, si sacas un libro de la biblioteca, paga, si te has tomado 3 cubatas, paga (esto no!), y ahora también hay gente a la que le parece inmoral que cosas como la sanidad o la educación no hagan rico a nadie.

Llevado hasta el extremo, es lógico que Durex (r) se lucre cuando practicas sexo, que esta u otra mafia te cobre dinero por el derecho a seguir vivo, y así hasta el absurdo. Y el absurdo llega un día mientras estás tomando un yogur ante la tele en forma de:

"Tu pelo te distingue, te hace especial, marca tu personalidad, bla bla bla..." Dicho de otra manera, si no pagas a tal marca de champú, no eres especial. Vuelve al rebaño, rata.

Pero las implicaciones van más allá del hecho de que unos señores suizos quieran que les compres su champú (que por otro lado reconozco que no está nada mal). El hecho es que ellos son sólo los últimos en decir algo así. Antes vinieron los que decían que "no es tu pelo, no es tu ropa, no son tus zapatos, (...) es tu reloj" lo que te hace diferente, y ellos contestaban a cientos y miles que han dicho paridas de este tipo no sólo en los anuncios, sino incluso en la calle.

Lo cierto es que desde que hace décadas la industria textil permitió la variedad en la producción en masa, todo el mundo nos ha intentado convencer de que necesitamos definirnos por nuestras pintas. La cuestión es ¿qué encaja más con mi manera de ser? Esta pregunta ha llegado incluso al catálogo del Ikea, y hoy en día todo el mundo está convencido de que uno es su apariencia. No es que la primera impresión cuente, es que sencillamente es lo único.

Y la cosa no es si eliges ducharte todos los días o llevar un rebaño de piojos, o si te gusta más tal o cual color. Se trata de que elijas una "estética" con la que te "identifiques". De ahí inventos que harían sonrojarse a cualquier tonto del pueblo como lo de las "tribus urbanas", que en mil revistas han aparecido definidas, como si el hecho de que a una gente le dé por vestirse así o asá los dotara de un carácter uniforme. Los pelos, por supuesto, cuentan como parte del uniforme.

Y una pregunta, ¿si nos hubieran hecho ir a todos uniformados hasta el instituto, seguiríamos con lo mismo, o nos habríamos dado un poco de cuenta de que lo que nos distingue no está a la venta en Pull&bear o en breska? Desgraciadamente, y en una sociedad en la que incluso los "antisociales" están también uniformados y patrocinados por alguna empresa textil (y discográfica, y de cuántas cosas más) no podría faltarnos esta borreguería, si todos tuviéramos que salir a la calle tapados con un saco, que decir que lo que nos hace hacer quien somos, distintos del montón, es nuestra mochila o nuestros calcetines.

Al fin y al cabo, es mucho más fácil. ¿Para qué vas a cansarte en desafiar al mundo si puedes ponerte una cresta, o para qué esforzarte trabajando si te puedes comprar los pantalones ya rotos?

Al fin y al cabo, lo de dentro es serrín y lo de fuera mirada de besugo. Parece que en eso sí avanzamos hacia la igualdad.

06 octubre 2007

JOCMA y otoño

Miro por primera vez en tiempo esta página, y me encuentro con que la última vez que alguien escribió aquí era agosto... Agosto, qué tiempos aquellos.

Pasó sin embargo que me fui el 23 de septiembre de casa, siendo aún verano, y cuando he vuelto el 30 ya es otoño. No sólo llueve, hace un tiempo "la mar de fresco", las vacaciones murieron y vuelve a estar la ciudad poblada de erasmus. Es como volver a un sitio totalmente distinto del que me fui.
De la misma manera, si hemos tocado la segunda sinfonía de Brahms, tan tierna y tan cálida, la banda sonora de estos días en casa es la 4ª (aquí una versión cutronga para quien no la tenga a mano), que es como decir otoño sin decirlo.


Y sí, ya se pasó el encuentro de la JOCMA. Emocionante. No sabía lo que era eso de ser concertino en una orquesta que no sea una merienda de negros. Y encima, a las órdenes del Orchesterführer Lütz Köhler. Tengo que decir que he recuperado la fe en la música orquestal. En tocarla, concretamente.

Después, suele ser de rigor dar las gracias a todo el mundo. Yo, personalmente, lo voy a matizar. En primer lugar, creo que todos tenemos que mejorar en el apartado festivo, que ha andado bastante flojo este encuentro. En segundo lugar, no le doy precisamente las gracias a la gente que se ha dedicado, y sin ánimo de lucro, a meter mierda entre la gente de la orquesta, y justo cuando casi siempre habla el que tendría que quedarse discretamente callado.

Y por último, pero no menos importante, no creo que le deba gran cosa a la administración de la orquesta, que básicamente son una máquina de negar cosas, y además te miran con cara de como si "qué hemos hecho mal con nuestros chicos para que sólo quieran lujos y despilfarro". Aparte, nos mienten como posesos una, otra, y otra vez, y además pretenden que les dés las gracias. Pero de eso mejor no hablar, porque no sirve de nada.

Y una vez echada la bronca, ahora sí, decir que quitadas esas cosas, me lo he pasado de puta madre, he conocido a gente cojonuda, y he pasado más tiempo con otra gente cuya cojonudez ya me era conocida. En ese sentido, enhorabuena a todos los que se den por aludidos, y espero que haya sido sólo la primera de muchas (aunque en lugares diferentes).

Por lo demás, mañana intentaré pasarme por el mercadillo medieval, a ver si hago acopio de té medieval, y pruebo unas salchichas medievales, o un secreto ibérico medieval, o algo de chocolate medieval. Pero si algo realmente medieval debe caer, que sean litros de cerveza del cielo. Prometo actualizaciones en cuanto lo examine.

Salud.

27 agosto 2007

Fin de agosto, Alcalá, ferias, Dexter y la letra g

Cosas de la perra vida, aunque todavía haya alguien que piensa que el destino no existe y que la ley de Murphy es un chiste, lo cierto es que los acontecimientos en la vida tienden, como los latin kings, a agruparse. Tras un verano de aupa, recorriendo miles de kilómetros, llego a casa, para entrar de nuevo poco a poco en la rutina, y resulta sin embargo que aún no se ha terminado nada.

De hecho, la aventura seguro no ha hecho más que empezar. Este curso promete ser la madre de todos los desmadres. Y si no tiempo al tiempo.

Entre tanto, un año más hemos sobrevivido a la feria, interesantísimo evento, que es como una pequeña exposición universal aquí en el villorrio. Lo primero que aprendemos es cómo sobrevivir en países como Georgia o Colombia. Este año además, para redondear, los rumanos han realizado una demostración impresionante, sustituyendo nuestras anticuadas reyertas a navajazos por pistolas como dios manda, todo muy corrupción en Miami. También hubo, como siempre una exposición multicultural, que es lo que llamamos los tenderetes de la feria. No faltó, al más puro uso troglodita, la feria de ganado de ambos sexos buscando aparearse (empezando por dejar poca tela que quitar, y seguido de los rituales típicos de cualquier documental de naturaleza). Y para colmo, una exhibición de la caseta de la Brigada Paracaidista, que quedaron como cascos azules, a medio camino entre la Falange y los comunistas (este año hubo tangana). Con todo esto, el "cojón de acero" (una atracción espantosa) y rebujitos aguaos, ha pasado la feria, por una vez con menos pena que gloria.

Y Dexter? ¿Qué decir de Dexter? Por fin El Grande, El Misericordioso, El Todopoderoso, y en una palabra, el Único, Alá, nos ha dado una serie que corrige los graves problemas mentales de Death Note. Es Dexter. No voy en esta entrada a contar mucho sobre la serie, salvo que quiero ser como él, y que os la bajéis, leñe, que mola mucho.

¿La letra g? Saltó un día del teclado porque sí, la volví a poner en su sitio, pero ahora funciona regular, así que muchas veces tengo que aporrear bien la tecla para que furrule, y a veces se niea, como ahí.

Y pronto, mucho más.

20 agosto 2007

Internationaler Sommerkurs Weinheim 2007.

Por fin me siento a escribir un poco sobre una aventura de supervivencia en hábitats hostiles que maravillaría al más pintado.

Para empezar, hablaremos sobre Weinheim. Es un adorable "pueblecito" de unos 30.000 habitantes muy grosso modo, situado entre Heidelberg y Mannheim, en el llamado Rhein-Neckar Kreis (círculo del Rin- Nécar). Su nombre, que en español viene a significar "Hogar del Vino" ya nos deja claro lo que se espera de los lugareños. En efecto, no podían esperar a los descansos de los conciertos para tomarse una copita de vino. Urbanidad lo llaman.

Otras cosas que haya que saber sobre el pueblo: es muy pintoresco. Durante la guerra, su tamaño relativamente pequeño, y la cercanía de Mannheim, que se llevó todas las bombas de la comarca, permitió que la mayor parte se salvara, de manera que resulta bastante encantador y poco "reconstrucción cutre años 50".



Aquí el monumento a la dicha guerra, en la que según mis cálculos murieron unos 2.000 Weinheimer. No está mal para un pueblo que difícilmente llegaría a 10.000 o 15.000 habitantes antes de la guerra. Se refiere sólo a muertes de militares. Según una chica alemana que le pregunté, estos monumentos menudean porque a los alemanes les toca los huevos que haya estatuas a todas las naciones y religiones del mundo que murieron a sus manos, y la cosa es que ellos también eran buenos muriendo a mansalva. Quizás demasiado.



En Alemania, además, resulta que no hay SS ni Gestapo, de manera que los alemanes han inventado formas nuevas de denunciar a sus vecinos, algo que al parecer va mucho con el carácter protestante. Por ejemplo, he visto a un guardia, creyendo que nadie le veía, sonriendo de oreja a oreja mientras ponía una multa de aparcamiento. Con la separación de la basura son también muy inquisidores. Mucho. Da miedo allí echar la mierda.

En Weinheim, aparte, hay una fábrica de cerveza pequeñita y adorable, y una gran fábrica, la Freudenberg. Si tenéis cerca un suelo sintético, es posible que haya sido fabricado ahí. Si estáis en Alemania, es seguro. Ahí comíamos. Aquí, la adorable fábriquita de cerveza.


En cuanto al alcohol, como ya muchos estaréis preguntando, los precios son algo más caros que aquí (calculad un erio más o 2 por botella), pero a su favor hay que decir que tienen mucha variedad, y la calidad de la birra es envidiable. Aquí aparece servidor confraternizando con el barril de Rothaus Weizen, gentileza de la comunidad oriental en su fiesta de despedida (ya vacío al hacer la foto).



Otra cosa que he comprobado, es que le damos una importancia muy grande a hablar. Ha habido días en los que no he hablado con ni perri, y no se ha muerto nadie, la verdad. O que toda mi conversación ha sido comprar en el super.

En cuanto al cursillo... bueno, hay gente de puta madre en todos lados. Como muestra un botón.
Ah! Y en cuanto al tiempo, aquí veis lo que es un veranito en Alimaña.


Todas las imágenes en este álbum de flickr:

Weinheim 2007


02 agosto 2007

Alexander Stamboliinski

Pasando las páginas de una Historia 16 del año que nací, me he encontrado con un artículo sobre este curiosísimo personaje. La cabecera del artículo, además, no podía ser más intrigante: "el dictador verde".

Bueno, pues al leerlo, ni dictador ni verde. Resulta que se trata de un señor búlgaro, que a comienzos de siglo (XX) se lo montó para conseguir llegar a maestro de escuela (que no está mal para un campesino) , y además, para irse a Alemania a estudiar ingeniería agraria. Al volver a su país, tomó parte en la formación de un partido agrario, para defender a los campesinos de la burguesía urbana y el ejército, que como suele pasar tenían a la mayoría de la población del país en el campo y pagándoles los caprichos.

El caso es que el tipo se lo va montando para llegar, en 1919 (tras el final de la guerra, muy humillante para Bulgaria) a tomar parte en el gobierno, y poco después, gana las elecciones. Entre sus reformas destacan la creación de los impuestos progresivos (cosa que escandalizó a la gente de bien), la reforma agraria, expropiando mediante indemnización todos los latifundios del país para repartirlos en lotes entre los campesinos, y, aprovechando que no podía haber servicio militar en el país por el tratado de paz creo un servicio civil: todos los hombres estaban obligados a trabajar un año para el estado, y las mujeres medio. Así, en 3 años a las infraestructuras de Bulgaria no las reconocía ni la madre que las parió: miles de km de vías, de carreteras, y otras obras públicas consiguieron hacer avanzar notablemente el país.

Y por supuesto, creo una "milicia del partido": la guardia naranja, destinada a reprimir a los grupos antagónicos más peligrosos, siendo igualmente dura tanto con derechas como con izquierdas.

El caso es que en el año 23, tras unas elecciones en las que ganó su partido por mayoría absoluta, sus enemigos decidieron terminar con él con un golpe de estado. El rey mandó encantado formar gobierno a los golpistas, y Stamboliinski, tras varios días de batalla entre la guardia naranja y el ejército, fue capturado y ejecutado.

La conclusión del artículo no puede ser más pesimista:

"El ataque a los viejos sistemas semifeudales sólo era posible mediante una dictadura. El respeto escrupuloso de las fórmulas democráticas sólo conducía al triunfo de la reacción."

Ahí queda esa perla...

Las locas locas aventuras de la máquina de hamburguesas: El Paso

En esta ocasión, la máquina de hamburguesas nos llevó a un lugar muy distante: El Paso, en la isla de la Palma. Este viaje, entre los días 8 y 19 de julio, nos había de llevar a este municipio, de unos 8.000 habitantes, único de los 14 que hay en la isla que no tiene costa, y a cuyo término municipal pertenece el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Nuestra expedición partía de la T4 de Barajas a mediodía del domingo 8.

Sea por los plátanos, e turismo, el tráfico de drogas o algún otro detalle que se nos escapa, lo cierto es que en este pueblo hay suficiente dinero como para tener ganas de gastarse una pasta en llevar una plaga de músicos de la peor especie, para convertir sus carreteras y calles en lugares inseguros, sus apartamentos de alquiler en versiones tropicales de Las Barranquillas, y todo eso arrastrando la enfermedad desde el aeropuerto de Madrid.

Si alguien ha salido beneficiado de este viaje han sido, sin duda, los nacionalistas canarios.

Bueno, y nosotros. Aunque el trato era, en el mejor de los casos, arriesgado: vacaciones a cambio de música. La cuestión era, ¿Desaprenderíamos lo bastante despacio como para evitar el ridículo? Sólo había una forma de saberlo.

El resto, es historia

Haciendo crónica, y revisando las fotos del viaje, sin duda uno de los grandes eventos de la humanidad en los últimos tiempos. Grande la casa verde de las barranquillas, grande el antiguo puti de Benito convertido ahora en apartamentos Elida (o Élida), grandes las piscinas naturales (incluso más que la pantoja), grande el descenso de la Caldera al son de SOY MINERO, grande el arehucas, y grande la tropical y la dorada, grande el observatorio del Roque de los Muyayos y grande también el segurata que nos echó, grandes (desmesuraos) los barrancos enormes que ha subido y bajado el clío, grande el Jungle speed (Speed de la selva, o sea pastis de áfrica) y las ostias que nos dimos por coger el palo ese, grandes los peces con los que hemos nadao, como el comandante Cousteau, pero pa grandes grandes, los chinorros de las "playas" de la Palma.

Y además, comprobado, un clío está hecho para meter 10 personas. Y si hubiera tenido 5 puertas ni te cuento.

Por todo esto y muchas más cosas que no hay sitio para colar aquí, gracias a todos por un viaje para que un día nos hagan una película.

21 julio 2007

Afotos!

Las fotos de La Palma, en este álbum de flickr:

AFOTOS

http://www.flickr.com/photos/12059107@N00/sets/72157600922875602/

20 julio 2007

Huelva2: "Hamburguesas con rever" (para que suene a iglesia)



En el mundo de la música hay muchas cosas en común con la prostitución. Posiblemente, las principales diferencias son que cuando vas a tocar a un sitio los clientes no tienen que tocarte físicamente, y que si para ser puta (o chapero) hiciera falta el mismo tiempo y esfuerzo de estudio que para rascar un instrumento la profesión quedaría desierta.

Lo más parecido es que a ambos nos toca aguantar que gente pervertida nos use en sus fantasías.

Y para fantasías, las que hay en Huelva. Pero evitaré ser muy hiriente.

Para empezar, en Huelva, en la Casa de Colón, hay un auditorio muy majo, en el que toca la orquesta. Es amplio, tiene lo que tiene que tener, y la acústica es bastante buena. Bueno, pues la primera perla:

-No os preocupéis si nos suena descompensado, porque el día del concierto habrá amplificación.
-¿Amplificación?
-Sí, para poderle meter reverberación y que suene como a iglesia.

Así se baila sobre la tumba de mozart. Claro, si el problema es que tanta interpretación histórica, y nadie había pensado en simular como tocar en una iglesia.

Y todo regado con estos comentarios.

-Ahí (dies irae) tenéis que tocar precipitado, cada vez más rápido. Timbal y trompeta, cada vez que entréis, precipitad del tempo, empujad.

-Hacia el final (cuando acaba el coro), tenéis que ser mercenarios. (Esto significaba tocar como borricos y cada vez más rápido). Auténticos mercenarios, como él.- Aquí señaló al solista de chelos, y el tipo encima hizo un gesto como diciendo "aquí la legión". Impagable.

-Aquí tenéis que tocar a todo trapo, como si fuerais a romper las "cerdas" esas (sic).

No diré más, sino que en el concierto, tocábamos entre fragmentos de la película Amadeus, en los que por cierto tocaban lo que nosotros íbamos a tocar a renglón seguido, y de "una película hecha aquí en Huelva sobre las cartas de Mozart", que era una serie de monólogos de un señor más o menos caracterizado, pero luciendo su corte de pelo, leyendo cartas de mozart mientras hacía que escribía y ponía cara de haberse comido la tortilla de setas venenosas. Increíble lo que puede pagar un político en vísperas de elecciones.


Cartel réquiem, Huelva
Cargado originalmente por ozodioaloztrez

Soy una puta...

13 junio 2007

And now for something completely different

Por fin, último trabajo entregado. Se acerca la hora de dominar el mundo. El primer paso ha sido volver a estudiar violín en serio. El segundo será contar más aventuras de La máquina de hamburguesas en huelva:

Pronto, muy pronto:

Huelva2: "Hamburguesas con rever" (para que suene a iglesia)

27 mayo 2007

Las locas locas aventuras de la máquina de hamburguesas: Huelva (1ª parte)

Del 16 al 19 de mayo estuve con la orquesta de Huelva. Cuando no sabes lo que es la orquesta de Huelva, la frase no te dice gran cosa. Si además te dicen que pagan bien, pues parece hasta una gran idea. Como idea no está mal. Claro que también era una gran idea la de garantizar un espacio vital para los superhombres arios puros, y miren cómo acabó la historia...

(Música de los documentales guarros de las guías pilot, esos de "reportero gracioso")
Pues bien, en esta ocasión la máquina de hambruguesas nos llevó a Huelva. Huelva es una curiosa ciudad edificada por una banda de genios (se especula sobre que si los tartésicos, los romanos, o alguna compañía "líder en turismo residencial" de la época) que se encuentra en la costa, pero quienes la fundaron pensaron que lo mejor de la costa era la desembocadura del río Odiel, en plenas marismas. Así que, básicamente, desde Huelva no se ve el mar. A un lado la marisma, al otro el río. Si quieres ir a la playa, al acantilado, o a algo que huela a mar, tienes que irte de la ciudad. Por tanto, para orientarse, plantea problemas que uno no esperaría en una ciudad costera.

Parece ser que, de manera parecida a Almería, Huelva ha sido por mucho tiempo el culo de Andalucía, con el agravante de que la cercanía de Sevilla la hacía muy dependiente, y lo peor de todo, al único sitio que se va por Huelva es a Portugal, lo que en su momento ya llevó a varios gobiernos a querer arrasar la ciudad para crear una franja de seguridad de unos 300 km. con el "país" vecino. Los onubenses, para animarse frente a esta perspectiva, han mitificado su hecho diferencial: la ocupación colonial inglesa, que se traduce en la grúa de mineral del puerto interior, una obra muy bonita y hoy medio destruida, el barrio donde vivían los ingleses, la Casa de Colón, hotel colonial inglés, y el Recreativo de Huelva, "decano del fútbol español", lo cual al parecer es un título como muy prestigioso.

Nuestra aventura, como toda peli de terror que se precie, comenzaba por tanto con una oferta de trabajo sospechosamente buena: bastante pasta por muy poco trabajo, obras ya conocidas,... Pero el alojamiento debía buscárselo cada uno. Viajamos juntos Loreto, Luisda (ahora que es alcalaíno, Luijda) y yo. Loreto había reservado habitación para esa noche en el albuergue, pero a mí no me cogían el telefon.

Cuando llegamos, lo primero que pasó fue que no teníamos nada garantizado el alojamiento. En el albergue nos decían que en 12 horas nos echarían, porque estando en plena campaña electoral, pues los albergues juveniles echan humo, con actividades juveniles como... excursiones del imserso. Para ver a Felipe González. Así que, a fin de asegurar el futuro de nuestra raza nos echamos a la calle a buscar a) pensiones b) hostales c) hoteles. El presupuesto inicial para alojamiento, y tirando la casa por la ventana, eran 150 erios, por 5 noches. Evidentemente, 30 erios por noche no es mucho dinero en el mundo del libre mercado. Si se superaba sensiblemente esa cantidad, el bolo dejaría de ser rentable.

El primer lugar donde nuestros contactos en el hampa de la ciudad nos indicaron probar suerte, era cuando menos pintoresco. No. Creo que la definición es abandonado. Era un hostal que podía llevar chapado un par de años al menos. Sólo con ver los balcones de fuera, con las plantas salvajes de las terrazas comiéndose el edificio en plan JUMANJI, y destrás unos cristales que lo único bueno que podían tener era protección solar, algo en nuestro interior nos dijo que no dormiríamos ahí. Es más, que huiríamos de aquella calle como diablos. En efecto, salimos de la calle marcha atrás.

En nuestra huida, preguntamos al melendi del barrio, que había salido a comprar huesitos, si sabía algún antro donde dormir y que por la mañana se te pegaran sólo las sábanas y no las jeringuillas. El chaval nos dio una indicación que hubiera servido para empezar una película de terror:

-Tomáis la tercera calle a la derecha, La calle R. Entonces veréis una pensión, la Pensión xxxxx. Pase lo que pase, NO ENTRÉIS EN ESA PENSIÓN. Debéis pasarla, y tras la esquina, a la izquierda, hay un hostal que no está mal. Pero recordad, NO os acerquéis a la pensión xxxxx. Si no, las consecuencias serán terribles, terribles!! JA ja ja ja ja j... - Mientras se reía se alejó por el fondo de la calle escoltado sus dos bellas concubinas perroflautas. Habíamos notado que la primera vez que pronunció las palabras "pensión xxxxx" varias persianas se habían cerrado en la calle.

Bueno, la parte de las risas malignas me la he inventado, y todo lo que va de ahí al final del párrafo, la verdad es que el chaval parecía más bien preocupado, como si hubieran intentado violarle en aquel sitio o algo. Así que nuestro comando de violinistas de la promoción de 2006 (menos Max) no podíamos evitar acercarnos al origen del peligro: la malvada pensión xxxxx. Apenas 3 minutos después estábamos en la calle R. marcha atrás. Y entonces lo vimos.

La pensión xxxxx. Cabe decir, la PUTA pensión xxxxx. Desde que he visto esa ruina, que por cierto aparece en TODAS las jodidas guías de hostales en Huelva, ya no puedo reservar una habitación sin ver la foto nunca jamás en la vida. En efecto, era un sitio donde probablemente lo mejor que se hacía era extirpar riñones a estudiantes drogados. Al menos habrían tenido que desinfectarlo para eso. El aspecto que tenía por fuera era parecido al conservatorio viejo de Badajoz, pero abandonado. Cristales rotos, persianas dobladas, la puerta abierta que conducía a una oscura escalera de caracol... Sería el mejor lugar para hacer una película de terror si no fuera porque habría que entrar. Tras hacer una reserva en el hostal de al lado, que no nos convenció mucho porque sólo tenían una habitación con el baño jodido, volvimos a encontrarnos. Con el puto xxxxx. Las cortinas que ondeaban por fuera de los trozos rotos de cristal parecían invitarnos. A saber qué habrían aprendido esas cortinas durante la Guerra Civil. Ignorando los gritos de espíritus, que atrapados entre las paredes y la capa de mugre que cubría el antro nos llamaban para que les ayudáramos, salimos marcha atrás de aquel lugar perverso y maldito, sólo pensando que lo peor de dormir en el hostal de al lado sería pasar todos los días por el sitio donde van los huelvanos malos cuando mueren.

En efecto, la búsqueda de hoteles resultó un desastre, como en toda peli de terror que se precie. En este caso, a falta de payaso de IT, la culpa era de Felipe González: había venido a dar un mitin en Huelva, y entre periodistas, trupe, fans y, como hemos dicho, el organo de la Junta que ofrece mano de obra jubilada y sumisa para las más bajas labores (como aplaudirle), era raro el hotel donde quedaba más de una habitación. Mientras tomábamos una caña fatigamos la guía de teléfonos buscando algún sitio que no pareciera un terrario del zoo. Cuando creímos que teníamos el alojamiento perfecto, en Palos, cerca de donde se quedaba el Luijda (en La Rábida, "con los pérridos"), nos topamos con una institución al parecer muy típica allí: subnormalidad aleatoria del recepcionista. Así funciona más o menos:

a) primera llamada: llamas, te atiende una persona normal. Te dice que la individual son 23 erios la noche con desayuno, que hay habitaciones. Que lo único malo es que no se puede reservar.
b) fase intermedia: deliberas, llamas a algún sitio más, te percatas de que vas a ir definitivamente a ese sitio.
c) segunda llamada: como si del flash rojo de Men in Black o del haitiano de Héroes se tratara, el mismo recepcionista de antes, pero ahora parece retrasado. No sabe qué es una habitación individual. Cuando por fin se lo explicas, te dice que no tiene para esta noche. Como para el día siguiente estás jodido y no se puede reservar, viene a ser como si dijera "si me encuentro con vosotros os robaré la pasta y me mearé en vuestras estúpidas guitarras". Lo más flipante de todo es que el hombre no recuerda ningún dato de los que dio antes. Seguro que ni siquiera recuerda la dirección del hostal. PoetaMaldito diría que había sido sin duda reemplazado por un doble vegetal de una vaina.

Con estos mimbres, y por abreviar, acabamos Loreto y yo volviendo al albergue, a lo que Dios quisiera cuando nos echaran a la mañana siguiente, y a compartir habitación, cosa que en principio estaba absolutamente descartada. Habíamos destrozado el argumento de nuestra película de terror. Lo primero que pasó es que nos dieron una habitación de 5 camas, que estaban divididas en 2 cubículos bien separados, así que incluso podíamos hacer como que teníamos dos individuales. Esa noche, dormí como un niño, pensando en cómo sería si las hamburguesas supieran a música más a menudo.

25 mayo 2007

Votad, malditos, votad

El domingo se celebran, finalmente, las elecciones locales, y en gran parte de España también autonómicas. Me temo que donde pone "domingo" bien podemos poner "hoy", pero he tenido mucho que estudiar como para continuar esa frase inicial. Seremos breves pues.

Dicen todas las encuestas que la Espe no sólo ganará las elecciones, sino que además mejorará los resultados que consiguió tamayazo mediante. Esta frase, en apariencia tan sencilla, me impactó tanto que desde que la oí no he podido dejar de pensar en ella, he pasado por todas las fases, incredulidad (contrastarlo en todos los medios), rabia, impotencia, resignación... Sin embargo, no he llegado a la aceptación, no me da la gana aceptarlo leñe.

La conclusión a la que he llegado puede sonar dura, pero es la única posible: si bien hace cuatro años valían excusas como la ignorancia de nuestros buenos y simples conciudadanos, hoy sólo un ciego o un sordo (más bien las dos cosas a la vez) puede no darse cuenta de que esta "mujer" es, junto a Lluis Companys, Juan March, W. Churchill, Míchel y algunos privilegiados más, una de las peores amenazas para España en su historia reciente. En cuatro años de gobierno, vamos a enumerar algunos de los greatest hits del Espe way of life:

-El tan cacareado rollo de las listas de espera de 30 días: la receta de Espe era en efecto milagrosa: las listas bajaron a 30 días de manera milagrosa. El secreto? Muy sencillo, había una lista de espera de varios meses para entrar en la "lista de espera oficial y molona de 30 días".

- Mejora de los espacios verdes en la Comunidad: en efecto, el paraje desolador y terrorífico que presentaban amplias zonas de la región está en proceso de recuperarse, por el medio de convertirlas en hermosos y fértiles campos de golf (fértiles para algunos bolsillos mayormente), y repoblando con grúas de obra y vallas de color verde.

- Revitalización de la economía regional, mediante el método que proponía el marqués de Sade (ay Espe, qué cositas me lees!): "Se supone que mi cargo exige hacer felices a los franceses, pero como es imposible hacer a todo el mundo feliz, pues elijo hacer feliz a una parte: a mis amigos gastándome el erario público en fiestones". Pero ella lo ha hecho a su estilo: contratas para hacer túneles, muchos túneles, contratas para urbanizar lo que rodea cada agujero a ese túnel, contratas para subcontratar todos los servicios públicos. Espe ha conseguido repartir el dinero de todos entre una cantidad de gente realmente envidiable. Normal que así no llegue a fin de mes.

- Promoción de los minusválidos mentales, demostrando con su ejemplo que para estar en política no hace falta ni siquiera astucia. Basta con la suficiente mala baba para que los hilillos de la misma que unen tu boca al babero parezcan una maniobra llena de ambición a la corte de fenómenos de circo que te rodea. ¡Si Espe puede, todos podemos!

- Reconversión del metro en un espacio de convivencia: porque era tan frío! los pobres se metían ahí, iban a los sitios, salían. Casi como si fueran en un coche oficial más o menos petao, oiga. Ahora, sin embargo, el metro es algo más. Porque los pobres ahora se meten ahí, y pueden conocer a sus maravillosos vecinos. Ya no hay prisas, ya no hay esa agitación. Ahora cualquier vagón puede convertirse en un Gran Hermano a pequeña escala. ¿No es maravilloso? Con razón el metro de Madrid es ahora uno de los mejores del mundo. Supongo que lo es atendiendo a criterios como número de obras absurdas para cambiar el color de las paredes, goteras y paradinhas de los trenes a horas de lo más simpáticas. Eso sí, si alguien no está contento, que quede claro que la culpa es de los empleados del metro, que son unos rojazos masones antiespañoles que lo sabotean todo.

- No sabemos si ha convertido el Metro de Madrid en uno de los mejores del mundo, pero lo que sí sabemos es que lo pone en todas partes: ha conseguido un rendimiento increíble de su gestión, ya que por cada cosa que ha hecho, ha puesto miles de carteles y anuncios diciendo lo que mola MAdrid con ella. La publicidad institucional se ha convertido en un gran motor de la economía. Sí, eso que consiste en que tú pagas impuestos para que el gobernante se los gaste en decirte con un megáfono lo bien que gobierna. El ciclo económico más perfecto posible: si el metro se avería, por ejemplo, te quedas sentado viendo como nadie lo arregla, pero tienes delante un cartel donde te dice: "Metro de Madrid, vuela". Siempre que volar sea lo que hacen los pájaros disecados...

Por cierto, otro día hablaré del nuevo plano del metro.


Por todo esto, he decidido que, si habiendo todas estas pruebas evidentes de retraso mental, la mayoría de los madrileños adultos vuelve mañana a elegir a Espe como su presidenta, declararé a la mayoría de los madrileños adultos mis enemigos, lo cual estadísticamente me autoriza moralmente para montar un grupo dedicado a:

a) destruir la comunidad de madrid, como entidad perteneciente al Eje del Mal, sean cual ese eje. Por tanto, toda propiedad institucional de la Comunidad, así como los bienes privados de "la mayoría de los madrileños" se considerarán objetivos militares. Sin embargo no os preocupéis aquellos de corazón y papeleta electoral pura, porque al igual que en el año 36 hicieran los fachosos, se intentará reducir los daños colaterales sólo a los sospechosos de ser "el enemigo".
b) aterrorizar a la estúpida y genuflexa población de la región, para
c) tomar el poder mediante un golpe de estado y prohibir para siempre a toda esa gentuza arrogarse el derecho a decidir sobre mi futuro. Si son subnormales y quieren ser gobernados por subnormales, guay, pero me toca las pelotas que yo tenga que apechugar con su mierda de decisión. Si tenemos que hundirnos en la miseria, al menos lo haremos con estilo, gastándonos los presupuestos en instalar gas de la risa en los aires acondicionados y en repoblar los montes con plantas carnívoras.

Así pues, podéis considerar esto un manifiesto. Si la espe gana las elecciones, nuestra primera acción (aunque esté hablando en plural mayestático) será dejar nuestra huella en los vehículos contaminante-burgueses de un número de ciudadanos al azar. Ya sabéis. Si veis sombras negras corriendo sobre los coches, es que ya ha comenzado...

Primer candidato para el himno del Partido Nacionalista Alcalaíno:

Muse, Knights of Cydonia
:

"Knights Of Cydonia"

Come ride with me
Through the veins of history
I'll show you how god
Falls asleep on the job

And how can we win
When fools can be kings
Don't waste your time
Or time will waste you

No one's gonna take me alive
The time has come to make things right
You and I must fight for our rights
You and I must fight to survive (tris)


Actualización: escuchándola varias veces, me he dado cuenta de que esta canción es una adaptación de una canción popular rusa, de las que yo escuchaba pequeñito en las cintas de los coros del ejército rojo. Supongo que por eso le han puesto una letra así, y que por eso mismo a mí se me ha pegado tan rápido: también yo de pequeño hice una letra en español para esta canción (por fortuna hoy totalmente desaparecida y olvidada para siempre)

23 mayo 2007

La máquina de hamburguesas

Que todo mola hasta que tienes que hacerlo por obligación, es cosa sabida. Que aunque sea algo que de verdad te gusta, lo acabes odiando al tener que repetirlo muchas veces, es algo inevitable.

Sin embargo, cuando le dices a alguien de trabajar como músico, siempre te dicen "hala, qué guay, tiene que ser un trabajo precioso!" "Dedicarse al arte como profesión", y otras muchas cosas que puede decir uno para ligar dándoselas de ser un Richard Clayderman de la vida. Pero que por desgracia, son una patraña.

Y son una patraña porque, damas y caballeros, para vivir de tocar el violín, salvo que moles mucho mucho, tiene que ser tocando en una orquesta. Y demonios, eso no tiene nada que ver con música. Más bien se te pide que seas como un obrero con un martillo pilón. O lo que tras muchas investigaciones sociológicas del más alto rango he dado en llamar

LA MÁQUINA DE HAMBURGUESAS.

Porque por ejemplo, a los chelistas les piden algunos pasajes de Brahms en plan "toque esto fuerte, lento y en un solo arco" y cosas así. Pero en violín, nanai. Lo único que interesa es cuántas hamburguesas puedes fabricar por minuto, y que sean como le gustan al tribunal (en una prueba) o al director (en un ensayo). Ya se sabe, si el coste de indemnizar a los que se envenenan es menor que el de hacer mejores hamburguesas, pues siga usted haciendo hamburguesas.

Lo grave, del tema es que ni siquiera puedes hacer las hamburguesas como te gusta. Bueno, un poco sí, pero simplemente eres una puta del mundo del espectáculo. Es decir, si el chulo quiere las habruguesas así, pútridas y con sabor a neumático quemado, pues ya puedes perder el culo por hacérselas así.

Por si alguien no lo ha notado, cada vez me parece más terrible tocar en orquesta. Y hacer pruebas.

Y es que en unas pruebas de orquesta, lo que realmente quiere saber el tribunal es cómo de buena es tu máquina de hamburguesas. Por eso no te van a hacer tocar, por ejemplo, la sinfonía 39 de Mozart. A nadie le interesa tu comprensión de la forma, ni cómo de bien la toques, ni tu idea musical. De hecho, si no tienes mejor. Simplemente, toque usted de aquí hasta aquí. Imaginaos que fuera lo mismo en un concierto, por ejemplo mendelssohn:

Tribunal:
-Tóquenos el pasaje ese de la tercera página, el de los arpegios.
-Vale, ahora el compás 68.
-Ahora lo mismo pero haciendo piano donde pone piano.
Tú:
-Ese piano está como tiene que estar. Me toca los cojones tocarlo más piano para que suene a alejandro sanz chupando pollas.

Eso último sólo lo dices cuando quieres dejar la profesión. En resumen, un concierto para violín es música. Por eso no se recortan. Las obras orquestales no lo son. Y esto es ser un profesional.

06 mayo 2007

Vivir la vida

Mientras volvía a casa hace un rato, he oído a alguien decir a su colega al que acababa de dejar en casa

"Disfruta la vida, tío".

Aparte de que como forma de despedida es bastante rarita (algo así como "que la fuerza te acompañe" versión jipi), esta frase, junto a su versión comercial ("Vive la vida") puede considerarse una de las grandes plagas de la modernidad, junto con el diálogo, el talante, la multiculturalidad y los "valores".

Lo cierto es que he oído la frase mil veces, pero ¿qué significa cuando te dice alguien que lo que quiere es "vivir la vida"?

Debe ser la leche, cuando es una aspiración de la mayoría de la gente entre los 14 y los 30 años. A partir de aquí los "vividores" suelen desertar del credo conscientemente, u obligados por la economía o la salud (o más bien por su falta).

Pues según mi experiencia, cuando alguien te dice que lo que quiere es "vivir la vida", suele referirse a:

-Fumar porros con los colegas en el portal día sí día también, con ocasionales escarceos con los miembros de la pandilla del sexo opuesto.

-Pasarse los días en los bares gastando cañas y tapas como un corvette gasolina, y convirtiéndose poco a poco en la mascota del local.

-Pasar toda la semana echando espuma por la boca en un trabajo de mierda esperando a que llegue el finde para salir a hacer el ganso el tiempo suficiente para tirarse los días de descanso durmiendo en la cama, y a menudo llegando en el mundo de la dignidad donde ningún humano ha estado antes... pero por abajo.

Si bien ninguna de estas actividades, en sí, es especialmente peligrosa ni nociva (no hagan caso a la ministra de sanidad, que es una sosa), precisamente he definido cada una como una rutina. Precisamente es eso lo que les quita toda la gracia, y sin embargo, es la diferencia que va de nuestras vidas planas y grises a las de la gente que "vive la vida": al parecer vivir la vida es tener un compromiso tan riguroso con alguna de estas disciplinas artísticas que cualquier otra actividad quede relegada.

Me encanta cuando mis alumnas me vienen diciendo en plan pasota:
-Carpe diem, profe.
-¿Sabéis qué significa eso?
-Sí, vive la vida.
-Sí, pero no. Literalmente, significa "aprovecha el día".
-¿Y cómo sabes eso?
-Así que aprovechad el día, a estudiar!

A mí personalmente, no me preocupa "vivir la vida", sino no vivirla. Me entra una sensación espantosa de tiempo perdido cuando hago tareas estúpidas y que me ayudan a crecer como cretino. Como ciertos trabajos...

¿Y a vosotros?

05 mayo 2007

Dez Noto (Death Note)

Aunque últimamente estoy evolucionando al homo Otakus a una velocidad de crucero bastante respetable, creo haber tenido una revelación. Pero una verdadera revelación. Puedes ver Burichi o Elfen Lied, y pasártelo pipa, o ver Heroes y ya quedarte flipado y pensando por las noches en la cama en qué poder querrías tener tú, como cuando eras un crío de 8 años y te imaginabas el transformer perfecto, pero el caso de Death Note es especial. Sencillamente, porque esa serie representa lo que yo, y algunos más como yo, exigimos a los dioses de este mundo:

-El protagonista es un tipo absolutamente maligno, nada de chavales acomplejaos que quieren proteger a alguien. Aquí la gracia es que el chaval lo que quiere es dominar el mundo, y para ello mata a la gente.

-El tipo, para rematar esta descripción, no es un mozo con pocas luces pero un gran tesón, ayudado por auxiliares muy listos y muy fuertes. Su mejor amigo en la serie es un tipo al que desea matar a toda costa, y ambos son dos cabrones superinteligentes obsesionaos con el ajedrez.

-¿Los malos? el único que he visto hasta el momento, es un empresario capitalista. Los otros oponentes a los que el prota fulmina son gente normal de la calle. En fin, una joyita.

-¿La única pega? que el chaval se dedique a matar sólo a criminales "comunes", lo que en muchos casos es una cosa más demagógica que útil. Se nota que somos personas diferentes.

En definitiva, es la serie sobre lo que realmente queremos: matar a gente, retos intelectuales serios, y como premio, dominar el mundo. Sin mariconadas. Creo que la mejor hipótesis esto hasta la fecha, y bastante convincente, la dio el camarada Damián:

(23:36) iseo: yo estoy hasta los huevos
(23:37) iseo: cuando conquiste europa, y todos digan que soy un frustrado cabron, tú como mi biógrafo oficial y oficioso dirás q la culpa es de la Universidad que nos empuja a crear dictaduras.

A alguien se le ocurre alguna mejor?

25 abril 2007

Educación moderna


23-11-06_1603
Originally uploaded by ozodioaloztrez.
Psicopedagogía, contenidos transversales, evaluación continua, motivación del alumnado....

Y lo más importante, elevación del vallado, no sea que quieran salir corriento.

18 abril 2007

La Teoría de los Bienes Limitados

Es una de las teorías antropológicas frikis que estudiamos en clase de literatura comparada. Básicamente, es una manera muy científica de decir, que la gente se da de ostias por lo que escasea, o que termina escaseando aquello por lo que la gente se da de ostias, y sobre todo, que cuando existe un bien realmente escaso, el que de repente parece que tiene algo primero genera un mito, luego envidia, y luego quizás violencia.

Esto, que puede parecer una cosa muy de aldea en plan neolítico, no está tan anticuado. De hecho hoy día se da mucho, en otros contextos, como el del gilipollas:

Mito:
-Qué cabrón, el tío es la ostia, tiene mojo, siempre se liga a la que está más buena...
Envidia:
-Mira ese gilipollas que siempre triunfa con la que está más buena...
Violencia:
-Gilipollas! Te voy a dejar el jeto que no te va a querer ni tu perro!

En Algeciras, centrándonos en el mito, hay uno muy claro: si alguien de repente tiene dinero, es porque

-Es gayumbero (traficante).
-Alguien de los suyos es gayumbero.
-Negocia con gayumberos.
-Ha robado a un gayumbero o encontrado su pasta.

Esencialmente. Así que podemos suponer que allí esa es la principal fuente de riqueza.
Y esto es de lo que va la literatura comparada. Práctico, verdad?

27 marzo 2007

Campaña electoral

Corría la primavera del año 2001, hará ahora 6 tacos 6, cuando el legendario Chic (si lees esto, un saludo) se me acercó con Javi en un recreo del isti, con unas 3 o 4 hojas de cuaderno escritas hasta arriba. Resulta que al hombre (Chic) se le había terminado de ir la pelota en clase de filosofía, cuando se acabó el tema de Santo Tomás de Aquino, y para prepararse el examen, había optado por crear su propio sistema filosófico, que era lo que había plasmado en aquellas hojas cuadriculadas de cuaderno, con su letra apretada.

Cualquier psicólogo, psiquiatra, y no te cuento un psicoanalísta, habrían eyaculado en el instante que tal documento se posó en mis manos. Al leerlo, era como un resumen de lo que pensaba Chic del mundo que le rodeaba. Por desgracia, eran tiempos revueltos. La segunda intifada, el Certamen Ciceronianum, mi primer curso con Olga, y en otro plano de la misma historia, una cadena de fiestas que un día serán tema mitológico, y mi subsiguiente (a todo lo anterior) úlcera de estómago, fueron factores que han hecho que recuerde ese año como una nebulosa. Hablando en cristiano, que casi todo se me ha olvidado. Sólo recuerdo dos cosas:

-Una clasificación de las tías basada en la de los seres según Santo Tomás: seres contingentes, necesarios, y (aquí la novedad) seres sobrantes.

-También dedicaba un apartado a la cuestión de la república. Y en ella aparecía una frase que preludiaba el tema 4 (Nietzsche), y que recuerdo de memoria: "La democracia es el peor sistema de gobierno posible".

Y es de esto, amiwitos y amiwitas, de lo que sus quería hablar esta noche, mientras afuera cae la lluvia y aluego me espera el examen de gramática generativa satánica. Pero lo amenizaremos con otra anécdota al trapo.

Pues sepan vuesas mercedes, que cuando yo era dos personas a la vez y llevaba dos vidas al mismo tiempo me alimentaba en la facultad de los apuntes de Mireya y de Anaís, mayormente. La tal Anaís (que igualmente si lee esto, un saludete) me la encontré hace poco en el cercanías, y me vino contando que ahora estaba trabajando de cosas administrativas en la sede del PCE (sí, todavía tenemos partido comunista en España, aunque esté desaparecido en combate). Al llegar a Alcalá y ver que estaba levantado entero el Paseo de la Estación, me dijo otra frase que se quedó en mi memoria: "en los partidos políticos es que tienen más que claro y comprobado que los votantes votan en función tan sólo de lo que recuerdan de los seis últimos meses".

Y ahora, con esta verdad como un puño, empecemos pues a desbarrar. La afirmación de Chic, una vez superado el hecho de que en conjunto su sistema filosófico era una sarta de memeces, es cuanto menos perturbadora. ¿Acaso no nos han dicho desde pequeños que vivíamos en el mejor sistema posible? Y cuando más tarde lo hemos dudado, ¿no nos bombardean ahora diciéndonos día y noche que por lo menos "es el sistema menos malo"?

Y ahora, son las elecciones que hay en mayo las que han terminado de disparar muchas alarmas sobre la viabilidad de nuestro sistema actual. Todo, las noticias, andar por la calle, ir a cualquier sitio, implica estar expuesto a propaganda electoral. Pero concretamente, a un tipo que en los últimos años ha crecido cual tortuga alimentada con mutógeno, y es la propaganda institucional. Hablando en plata, pagamos a unos gobernantes para que a) se llenen el bolsillo con el dinero público y b) se gasten el resto en convencernos de que nuestra vida sin ellos sería terrible. A qué si no anuncios como ese de Gallardón de "Qué pasaría si nunca pasase nada?": Los objetivos de esta publicidad son muchos y muy destacados y beneficiosos para nuestro sistema:
-Pagas a tus coleguitas, todo en plan muy legal, y repartes pasta pública entre la gente guapa.
-Al pagar para poner el anuncio o retrasmitirlo en una televisión o ponerlo en el cine, repartes aún más pasta, fomentando tus redes clientelares (a estos que nos caen bien les pagamos y a esos no etc.)
-Y encima, puede ser que esta publicidad convenza a alguien. Evidentemente tanto más eficaz es cuanto la persona vive más alejada del mundo real.

Como me he alargado demasiado, lo resumiré en pocas palabras. Que se gasten el dinero del estado en intentar convencernos de que hacen cosas, en vez de en hacerlas, me parece un robo, y por tanto un delito digno de pelotón de fusilamiento. Pero la gente que se traga esas idioteces, sencillamente, no debería poder votar en un sistema que aspire en la vida a algo más que a que dominen el cotarro los de siempre. Si alguien aún duda, está el refrán:

Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

06 marzo 2007

Writing Beethoven.

No falta nunca la gente que, harta de tener que consultar la bibliografía hasta para decir si te gusta más mahou o cruzcampo, hace de la representación de la realidad un ejercicio de creación pura. Básicamente, lo mismo pasa con la Historia, que suele tener la ventaja de que la gente que podría llamarte la atención por tu entusiasmo creativo está muerta. Tanto éxito tiene la cosa que gente como la saga del PNV, los fineses, y en general nacionalistas de todo cuño la cultivan con verdadera pasión, a fin, suponemos, de llegar a un estado superior de conciencia (como los que se chutan con Melange en Dune, sí). Y aunque es un truco muy viejo, últimamente ha alcanzado por fin la tecnología Fordiana de producción en cadena con fines puramente económicos. El sistema puede reducirse a la siguiente ecuación matemática:

Ingenio + esfuerzo = representación de la historia.

Y ahora apliquemosla a un par de ejemplos. De cine, que pa eso soy de letras. ¿Alguien había pensado que aquí se iba a leer?

Cartas desde Iwo Jima, de Clint Eastwood. Alguien se debe haber enterado ya de que esta película es un bicho raro, esencialmente. Americanos haciendo pelis en japonés... sin doblar. Japos que hablan entre ellos, y que además se muestran como auténticos paketes en el campo de batalla, frente a americanos que andan, por lo menos, sobradísimos de material y gente... Estas cosas son esencialmente antipatrióticas, destructivas para los mitos de la cultura americana actual (que es decir la nuestra), y además de ser un dramón, una tragedia, un apocalipsis, y encima una película bien hecha, es históricamente escrupulosa al detalle, si bien el hecho de que no se indiquen de ninguna manera los saltos temporales llega a dar un aire de imprecisión cronológica: la película abarca en 2 horas y un ratejo aproximadamente un año de preparación para una batalla de un mes, y eso se hace difícil de seguir a veces. En fin, cine histórico con historias personales, y bueno. Para que luego digan que no podía hacerse.

Resumiendo:

Ingenio= notable
Esfuerzo= exhaustivo

Por tanto, representación de la historia= certera en los hitos históricos, verosímil en las historias personales.

Copying Beethoven, de alguien llamada Agnieszka Holland. Corría el verano de 2006, éramos jóvenes y confiados, y en medio de nuestro entusiasmo primaveral vemos que estrenan una peli (otra peli) sobre Beethoven. Por alguna razón, Beethoven tiene algo que llama la atención de los cineastas mediocres. Con lo divertidísima que sería una película sobre la sífilis de Schubert, el Mein Kampf de Wagner o las peleas a bastonazos de Satie, por citar sólo unos pocos ejemplos de cosas que se pueden retratar en cine. Sin embargo, la personalidad de Beethoven, su mala baba combinada con su genio y su excentricidad llaman la atención de ciertas personas.

En este caso, la película es así (tomándome mis respectivas licencias poéticas, pero que captan perfectamente el espíritu de la realidad): alguien, probablemente la directora, lee algo o ve en el canal de historia un reportaje (más probable) sobre Beethoven, y acto seguido, se queda tirada un rato en el sofá metitando sobre lo que ha visto. Llega a una conclusión:

Cómo molaría que yo hubiera conocido a Beethoven y, joder, que me hubiera respetado como mujer.

A las 3 de la mañana llama a un colega (esclavo) guionista, comunicándole los resultados de su masturbación mental. Tras tomar notas en un pañuelo de papel, el hombre duerme hasta la mañana soñando con una directora de cine a la que Beethoven le hace un calvo.

Cuando por fin los guionistas (que son 2) terminan su primer borrador de guión, la directora les hace tantas observaciones sobre su incapacidad para recoger los sentimientos humanos, que ellos simplemente optan por meter a bulto todo lo que la buena mujer les pide. El resultado, lo vi hace una semana o 2 en mi casa.

Para no extendernos más: la película, como película, es un truño: no hay tensión narrativa, no hay un desarrollo de los personajes, joder, mirado con lupa ni siquiera hay un argumento, una trama. Nombres y situaciones inventados (o directamente falsos), anacronismo como forma de vida, y un enorme complejo de inferioridad de la mente criminal tras este engendro conforman lo más parecido a una trama. En resumen, lo único potable, Ed Harris, magistral como siempre.

Ingenio= escasito tirando más bien a edad del pavo mal digerida.
Esfuerzo= ¿Mande?

Por tanto: representación de la historia= Universo paralelo. Por cierto, bastante menos interesante que el nuestro.

El hecho de que Hungría haya prestado localizaciones y ayuda técnica al proyecto no dice nada bueno de la caída del muro de Berlín... Esto con Stalin no pasaba. Esto lo puedo justificar por mi ignorancia del cine húngaro. Pero de los ingleses sí que esperaba más rigor en una película histórica. En fin.

30 días de soledad

Que nadie piense que aquí se habla de literatura. Es, semana arriba o abajo, el tiempo que lleva este blog sin que nadie se acuerde de él. Una causa probable es que estoy en lo que se llama Evaluación Eterna (aunque hay quien asegura haber visto documentos de alto secreto donde se la llama Evaluación Duradera, en una clara alusión al método didáctico del US Army). Una forma de vida satánica y decadente que consiste en que los profesores te hacen el "favor" de repartirte los parciales al ritmo de uno al mes, más o menos. De manera que estaré de exámenes hasta finales de marzo, y para entonces estaré ya preparando los de junio. ¿No es maravilloso?

Pero basta de lloriquear.

En el tiempo que he pasado en el mundo real, fuera de aquí, he visto muchas cosas que vosotros no imagináis. He visto a loros exigir la abolición de los Carnavales porque hacen ruido, he visto payasos en llamas cruzar la puerta del Congreso exigiendo prohibir todo lo que no sea coca cola, incluso he visto pelis y anime a cascoporro,... Todos estos recuerdos se perderían en la lluvia... si no fuera porque hace un calor de cojones.

Al lío. Lo primero y principal. Este año parece que se ha impuesto definitivamente la moda de prohibir fiestas porque hacen ruido. Como la cosa fue hace ya unas semanas, tampoco voy a darle dramatismo al asunto, pero le daré un consejo a esa gente. Si tanto os molesta que haya gente de juerga bajo vuestra ventana, y os negáis a aguantar esa tortura, debéis ir a vivir a sitios donde no hay fiestas. Por ejemplo, en una isleta entre dos autovías. Ahí podréis disfrutar de los sonidos de la naturaleza en auténtica paz, sin soportar que alguien se lo esté pasando bien. Quizás penséis que mi medida es algo drástica, y que esos sitios son estrechos e incómodos para vivir. ¿Sabéis que en España el campo está despoblándose del to toíto to? ¿Y sabéis que comprarse un cortijo es más barato que vuestro piso en el centro de la ciudad? Y más aún, ¿Sabéis que los carnavales, fallas y demás hierbas están ahí desde antes de que vivierais ahí? En serio, la ciudad venía con fiestas de serie, porque ¡oh sorpresa! una jodida ciudad es una comunidad humana, y tiene sus eventos, como por ejemplo fiestas. No es sólo un sitio donde los esclavos viven a vuestro alrededor para que tengáis jodido pan caliente todas las jodidas mañanas. Y por cierto, a mí el ocasional rumano / yoni borracho dando voces no me hace odiar a mis vecinos. El tráfico sí. El camión de la basura destruyendo mobiliario urbano a las 3 de la mañana sí. En serio, a mí me gustaría no que mi ciudad fuera un jodido cementerio, sino sólo un sitio tranquilo. Pero no os preocupéis, que el día que yo gobierne no tendréis que sufrir más porque estaréis en los campos de "trabajo", que son muy tranquilos por la noche.

Lo de la ley del alcohol esa... escribir ahora que se les ha pasao la diarrea mental me deja más tranquilo. ¿Qué decir de semejante parida? Al parecer el alcohol es malo. Pero ojo, el café, la coca cola (¿se nota mucho que me encanta?), trabajar o ver la basura de la televisión le parecen a la ministra cosas mucho mejores. Con esta y los que le dieron la idea no haremos trabajos forzados (bastante escuálidos están ya). Experimentaremos. Los efectos de una dieta a base de alcohol y algodón, concretamente.

Y sí, no han leído mal. He visto pelis. Pocas, pero pelis al fin y al cabo. Sobre todo una, pero eso, después de la pulicidad.

07 febrero 2007

Frases míticas del cap, primera parte.

tu sabes, llevo dos dias escribiendo una novela.
Trata de un chaval q va a un instituto a dar una clase.

Fran, en pleno proceso creativo.

19 enero 2007

País de manifas

Hay diferentes métodos de hacer un recuento de asistentes a una manifestación. En El Manifestómetro utilizan un sistema sencillo, y de una eficiencia relativamente buena. Es un sistema sin embargo muy polémico. Tanto así, que Jiménez Losantos, que normalmente opina que es una ñorda (cuando habla de las manifas de sus amigotes), cuando se trata de la de los otros, cree que funciona muy bien.

En todo caso, para mejorar el sistema de recuento en próximos eventos de este tipo, organizados (o instrumentalizados) por determinada gente para mantener sus patéticos cotarros, hemos estado trabajando intensamente para desarrollar un nuevo y mejor sistema:
Es muy sencillo, consiste en usar entre 2 a 6 tanques, según el tamaño de la manifestación. Todos estos tanques disparan a la vez a la cabecera, la retaguardia y puntos intermedios (según el tamaño) de la manifestación. Después, calculando la densidad de fiambres y la distancia entre cráteres, más las ya típicas imágenes de helicóptero, podemos hacer una interpolación mucho más precisa que la que se consigue con métodos "no interactivos" (es decir, donde no hay un contacto humano con los manifestantes).

Por supuesto, este método es muy costoso, por lo que se reservará para los casos donde "se espera una afluencia de más de un millón de personas".

Nota. Acabo de leer lo recién posteado, y viendo que alguno podría molestarse, me pareció bien notar que yo no le deseo mal a nadie, ojo, que estoy de acuerdo totalmente con que los ecuatorianos se manifiesten, y es más, soy partidario de que lo hagan a menudo, organizados, y yendo por Madrid quemando todos los negocios, empresas y demás que se han construido y enriquecido a base de tratarlos (y a otros inmigrantes) como putos esclavos, no sólo con condiciones laborales de mierda, sino además, saltándose la ley a la torera, y peor aún, como la Fundación de las Koplovitz, con leyes especiales del estado para proteger la esclavitud, que son las mismas leyes con las que se llevaban los esclavos a Cuba. Eso sí que son agresiones, y no las que sufre "el pueblo vasco".

17 enero 2007

2007.

La lucha continúa. El efecto de los 5 destornilladores de Stolichnaya 5 que cayeron en Nochevieja aún perdura, y la prueba de ello es que a pesar de todo, sobrevivo, habiendo obtenido dos importantes victorias contra el resto del mundo. La primera, que ya he liquidado una asignatura de la facultad, y no ha sido fácil. Y la segunda y más importante, porque da esperanza a todas las personas de bien de este país si es que quedan, es que me han convalidado la libre elección por el conservatorio. Todo lo cual indica que molo mucho, y que aún me queda mucho por molar.

Hasta otra pringaos!!